Se inaugura hoy en Valladolid una exposición con obras realizadas por mujeres artistas de los siglos XX y XXI

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS) La sala de La Pasión de Valladolid acoge desde hoy la exposición 'Creadoras del siglo XX'", una muestra que permite conocer las diferentes maneras en las que las mujeres han ejercido una actividad artística. La exposición recoge el trabajo de artistas como Tamara de Lempicka, Frida Kahlo, Maruja Mallo, María Blanchard, Cindy Sherman, Olga Sacharoff, Yoko Ono, o Cristina Iglesias, en una selección de obras de arte realizadas por las principales artistas de los siglos XX y XXI, en escultura, pintura, dibujo, fotografía e instalaciones. La muestra va a permitir acercar al público más de cuarenta obras de las principales artistas de los siglos XX y XXI. Esta selección de obras abarca numerosas técnicas artísticas como la escultura, la pintura, el dibujo o la fotografía, donde se distinguen especialmente por su mirada subjetiva. El objetivo de esta muestra es poner de relieve las distintas maneras en que las mujeres han ejercido una actividad artística y cómo estas artistas que marcaron el arte del siglo XX siguen haciéndolo actualmente influenciando tanto a hombres como a mujeres artistas del siglo XXI. No será realmente hasta el siglo XX cuando la mujer ocupe el mismo lugar que el hombre en el arte. Aunque tal vez parezca más fácil para las mujeres artistas del siglo XX, ellas también tuvieron que luchar contra las dificultades que suponía para una mujer ocupar un puesto que durante toda la historia del arte había estado consagrado a los hombres. En España, mujeres como Maruja Mallo o María Blanchard tuvieron que enfrentarse a numerosos obstáculos viajando incesantemente a París, donde encontraban la libertad que en España no disfrutaban, ya que la igualdad llegó más tarde que en otros países europeos. En otros países, mujeres como Vieira da Silva o Tamara de Lempicka también supieron lo que era vivir en un mundo liderado por hombres. Estas mujeres revolucionarias fueron pioneras en acercarnos el arte desde su personal sensibilidad, la femenina, la que nunca antes había estado tan presente en el mundo artístico. En el siglo XXI las mujeres han encontrado por fin su lugar como artistas reconocidas cuyas obras se pueden encontrar en museos, ferias internacionales, galerías, espacios públicos y subastas donde alcanzan records históricos.