Alfonso Salazar "invita" al lector a "reír por no llorar" en la segunda entrega editorial del detective Matías Verdón

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El escritor gaditano Alfonso Salazar "invita" al lector a "reír por no llorar" en la segunda entrega del personaje Matías Verdón, 'El detective del Zaidín' (Ediciones B), donde se mezcla la novela negra con el humor, "pero no humor de carcajada sino más bien de sugerencia".

En una entrevista concedida a Europa Press, Salazar manifestó que su intención a la hora de escribir una novela es "hacer una fácil lectura, no dando pie a que el lector encuentre momentos de reflexión profunda", sino que procura que "esto suceda a posteriori, como una resaca de la novela".

Señaló que a "través del humor se facilita la lectura, contando para ello con el estilo, el diálogo ágil, las frases cortas y sobre todo, la cercanía". Además, recalcó que "pese a que la lectura tiene momentos agradables a través del humor y la sonrisa, tras ella, siempre quedará una resaca agridulce, pues cuando se vuelve a recordar la novela se perciben los hechos que están por debajo y que son menos tranquilizadores y humorísticos".

'El detective del Zaidín' narra las aventuras Matías Verdón y su inseparable compañero de viaje Desastres, un viejo cartero, en el barrio granadino del Zaidín, un espacio, según el escritor, "que podría ser otro barrio mediterráneo como El Carmel de Barcelona o San Bernardo en Sevilla".

Ambos tendrán que averiguar la muerte de un tío lejano del cartero, además de enfrentarse al asesinato de una joven doctora. Los pasos de la investigación les llevará a Sevilla en plena Semana Santa y en vísperas de la Expo 92.

Salazar afirmó que la geografía del Zaidín acoge una serie de personajes "estrafalarios y caricaturizados", de donde va a surgir la figura de un detective cincuentón que no sobresale por su instinto, "el detective del barrio como Holmes lo fue de Londres"

La obra mezcla en sus páginas tanto suspense y crímenes como el humor, todo ello a través de los personajes que Salazar definió como "estrafalarios" y situaciones "casi esperpénticas", pero, según apuntó, "bastante reales". Estos hechos llegan al límite de los ridículo lo que origina el chiste. Además, añadió que la obra tiene "mucho de esperpéntico y situaciones casi alienígenas, pero que el lector siente cercana porque pueden suceder en la puerta de su casa".

El humor, como adelantó Salazar, es cercano al "reír por no llorar, más de sugerencia que de carcajada, pues la situación que se esconde si se viese con otro cristal que no fuese el de la risa, haría al lector derramar una lágrima". Además, la obra, según subrayó, "tiene mucho de piedad, sobre todo con los personajes".

TETRALOGÍA

'El detective del Zaidín', la segunda entrega de la tetralogía de Verdón, sitúa al lector en el año 1992 en vísperas de la celebración de la Exposición Universal de Sevilla. Por otro lado, Salazar confesó que la tercera obra se desarrollará en el año después de la celebración sevillana, contando qué paso después en Andalucía, o la última situará a Verdón en la victoria de José María Aznar en las elecciones de 1996.

El autor, afincado en Granada, afirmó que el hecho de que las historias estén concretadas en el tiempo de una manera tan real sirve de "ubicación y referencia" para el lector, pues son episodios históricos que "todos tienen en la retina, en definitiva, es un recuerdo de memoria emocional".

Salazar mostró predilección por los personajes que "no han tenido un gran éxito en la vida, ni el que pudiera tener la mayoría de las personas". Estas figuras, predominante en su obra, son personas solitarias, que encuentran en un bar el calor que anhelan y narran sus vidas a las amistades que allí encuentran entre copas.

También aparecen triunfadores, pues Salazar dijo que "intenta trabajar los contrastes", aunque reconoció que suelen ser "los malos de la película", pues como se suele decir "detrás de toda gran fortuna hay una gran crimen".

Por último, ante la posibilidad de ver a su detective Marías Verdón en la gran pantalla, aseguró que "todo es posible", porque últimamente "se ven cosas en el cine que en un principio parecían impensables cuando sólo eran un libro", como es el caso de 'El amor en tiempos del cólera'. Asimismo, recordó que "el uso de un lenguaje fácil y corto ayuda al viaje al cine de su personaje y sus aventuras".

Alfonso Salazar es escritor, poeta y gestor cultural. Ha publicado la traducción de 'Consejos a jóvenes escritores de Charles Baudelaire', el libro de poemas 'Amores sin objeto' y la novela y primera entrega del detective, 'Melodía de Arrabal'. Ha realizado múltiples exposiciones de poesía virtual y colabora con diversos medios de comunicación escrita en Granada.