Antonio Machado, un poeta comprometido hasta el final

  • Madrid, 19 feb (EFE).- 'Si mi pluma valiera tu pistola' es el verso de Antonio Machado que mejor ilustra sus últimos años de vida. Su compromiso con la legitimidad de la República y el apego a su patria le condenaron a un exilio forzado, que le costó la vida el 22 de febrero de 1939, hace 70 años.

Antonio Machado, un poeta comprometido hasta el final

Antonio Machado, un poeta comprometido hasta el final

Madrid, 19 feb (EFE).- 'Si mi pluma valiera tu pistola' es el verso de Antonio Machado que mejor ilustra sus últimos años de vida. Su compromiso con la legitimidad de la República y el apego a su patria le condenaron a un exilio forzado, que le costó la vida el 22 de febrero de 1939, hace 70 años.

Esta efeméride ha sido el pretexto del realizador Hermindo Medal para recordar al "poeta por antonomasia", según sus palabras, en un documental, presentado hoy en el auditorio Manuel Camacho de Madrid, que recrea los últimos días de Machado mediante la voz de aquellos que más le admiran.

El documental, titulado 'Antonio Machado: destierro y muerte de un poeta', nos descubre a un hombre bueno, preocupado por los problemas de su tiempo, cuya pluma derrochaba humanidad, pero que murió triste, cansado y desesperanzado.

Despojado de la voz del narrador, el documental hilvana los testimonios de la sobrina del poeta, Leonor Machado; la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs; el ex-vicepresidente del Gobierno y presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra;o el ex-dirigente del Partido Comunista, Santiago Carrillo, entre otros.

En 1931 Antonio Machado -al que Alfonso Guerra calificó de "un hombre limpio, puro y cristalino"- fue uno de los que izó la bandera de la República en Soria y con el estallido de la Guerra Civil luchó desde la palabra por la democracia, lo que provocó que fuera uno de los intelectuales más buscados por los sublevados.

Cuenta su sobrina Leonor que Machado siempre fue reticente al exilio, pero el temor a que pudiera pasar algo a su familia hizo que se embarcará con sus allegados en un largo viaje que pasó por Valencia, Barcelona y Collioure (Francia), donde murió veinte días después de cruzar la frontera.

Leonor, que vivió con el poeta parte de este exilio confiesa sentirse afortunada por haber tenido la oportunidad de seguir las directrices de su tío para conseguir un mundo mejor, "diálogo, cultura y respeto".

El responsable de esta nueva mirada hacia el poeta, Hermildo Medal, asegura que lo que le obligó a embarcarse en este proyecto fue el descubrir que Antonio Machado "antes que un impecable poeta y filósofo fue una impecable persona".