Aula de Poesía 'José Zorrilla' dedica su sesión de mañana al poeta vallisoletano del XVIII Agustín de Montiano y Luyando

VALLADOLID, 28 (EUROPA PRESS)

El Aula de Poesía 'José Zorrilla' que promueve la Asociación 'Amigos del Teatro' de Valladolid dedicará su sesión de mañana al "ignorado" poeta vallisoletano Agustín de Montiano y Luyando, nacido en febrero de 1697 pero que desarrolló toda su obra literaria en el siglo XVIII.

Según informaron a Europa Press fuentes de 'Amigos del Teatro', De Montiano y Luyando es un autor desconocido para la mayoría de los vallisoletanos, "olvidado por el injusto paso del tiempo" aunque recordado hace más de 25 años por la investigadora Rosalía Fernández Cabezón, por lo que el Aula de Poesía busca devolverle "parte de su recuerdo" en la velada de mañana, novena del ciclo 'El poeta y sus voces'.

En este caso la sesión no tendrá formato de recital sino que la figura y la obra de este poeta vallisoletano serán recordadas por el presidente de honor de 'Amigos del Teatro', Ángel María de Pablos, en el curso de una charla que recorrerá los pasos más importantes marcados por la investigadora Rosalía Fernández Cabezón y que incluirá los pasajes y versos "más significativos" de este autor.

SU BIOGRAFÍA

Agustín de Montiano y Luyando, nacido en una familia noble formada por Fernando de Montiano, su padre, secretario del Rey, y Manuela de Luyando, su madre, dama de alta alcurnia, estudió en Valladolid hasta su orfandad para, después, continuar su carrera de Jurisprudencia en Zaragoza, así como la de Historia, Política y Buenas Letras en Palma de Mallorca.

En la capital balear inició sus escarceos poéticos como autor de dos piezas teatrales, 'El robo de Dina' y 'La lira de Orfeo', melodrama musical que se estrenó en Palma durante el carnaval de 1719 y se volvió a representar en 1742 en el Teatro Real.

Entre su obra en verso destaca una "amplia e importante" producción pero, de manera especial, sus 'Églogas', que "dentro de la línea de las más puras composiciones de Garcilaso de la Vega" alcanzaron una "amplia repercusión" en el mundo literario de su época.

Académico supernumerario de la Lengua y fundador e impulsor de la Real Academia Española de la Historia, la traducción de su obra al italiano permitió su ingreso en la Academia de las Arcades, de Roma, con el nombre de Leguinto Dulcillo.

Su 'Discurso del estudio' y su 'Discurso sobre las tragedias españolas' fueron precursores de la 'Oda a las Artes', de dos tragedias de títulos 'Virginia' y 'Athaulpho' así como del libro 'Memorias Literarias de París' y fue distinguido en el extranjero con los nombramientos de Académico de la Academia Imperial de las Ciencias de San Petersburgo y académico de la Academia de los Renacidos, en la ciudad de Bahía de Todos los Santos, en Brasil.

Agustín de Montiano y Luyando falleció el 1 de noviembre de 1764 y fue inhumado en el Campo santo del Hospital de la Buena Dicha de Madrid.