Eduardo García, Premio Nacional de la Crítica en la modalidad de poesía con su último libro 'La vida nueva'

El cineasta David Trueba, Premio Nacional de la Crítica por su novela 'Saber perder'

SANTANDER/CÓRDOBA, 18 (EUROPA PRESS)

El cineasta David Trueba se ha alzado con el Premio Nacional de la Crítica de 2008 por su novela 'Saber perder', un trabajo que, según el jurado, demuestra que el director "no está de paso por la literatura" y no es sólo "un cineasta que además escribe", mientras que Eduardo García se ha hecho con el galardón en la modalidad de poesía por su último trabajo 'La vida nueva'

Trueba ha logrado el reconocimiento de la Asociación Española de Críticos Literarios en la modalidad de narrativa en lengua castellana, mientras que el premio en la modalidad de poesía ha sido para Eduardo García por el poemario 'La vida nueva'.

El jurado de esta edición, reunido durante los últimas días en Santander, dio hoy a conocer su fallo en el Palacio de la Magdalena. Junto a los premiados en lengua castellana, se han conocido también los galardonados en literatura catalana, vasca y gallega.

En lengua catalana el premio en narrativa ha sido para Joan F. Mira, por el 'El professor d'historia'; y el de poesía para Teresa Pascual, por 'Rebel.lió de la sal'.

En literatura vasca los reconocidos han sido el autor Kirmen Uribe, en narrativa, por 'Bilbao-New York-Bilbao'; y Xabier Lete, por su poemario 'Egusentiko esku izoztuzh' (Las heladas manos del amanecer). Y en gallego los premios han recaído en Marcos S. Calveiro, en narrativa, por 'Festina lente' (Apresúrate despacio); y en Chus Pato, por 'Hordas de escritura', en poesía.

Los encargados de dar a conocer el resultado de las deliberaciones fueron el presidente y el secretario de la Asociación Española de Críticos Literarios, Miguel García Posada y Carlos Galán, respectivamente, a los que acompañaron el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santander, César Torrellas, y los ponentes de cada una de las cuatro lenguas, entre otros miembros del jurado.

LECCIÓN PARA EL TIEMPO ACTUAL

Según explicó el ponente del jurado en narrativa castellana, José Luis Martín Nogales, con el premio a David Trueba se reconoce una novela que cuenta "cómo sobrevivir cuando las cosas a nuestro alrededor se derrumban", lo cual, a su juicio, "no es una lección menor en los tiempos en que vivimos".

Se trata de la tercera novela del director de cine --antes firmó 'Abierto toda la noche' y 'Cuatro amigos'-- y con ella se constata, en opinión de Martín Nogales, que no se trata de "un cineasta que además escribe, porque una persona que escribe una novela como ésta, no está de paso por la literatura".

A su juicio, el libro, publicado por Anagrama, es "una apuesta decidida y de calidad" y uno de sus "logros" es cómo se va trazando la historia.

Además, en 'Saber perder' se manifiesta "cómo se puede hacer hoy realismo literario" a través del retrato de la sociedad contemporánea, agregó Martín Nogales, quien destacó que David Trueba presenta en esta novela un "entramado social, duro, difícil", pero lo mira a veces "a través del cristal del humor y suaviza" su "crudeza".

En palabras del presidente de la Asociación de Críticos, Miguel García Posada, se trata de una novela "muy de la España actual, que traza una tipología de la comedia 'balzaciana' de la vida española". Según dijo, "recuerda en cierto sentido" a 'La Colmena', de Camilo José Cela, "pero la trasciende".

Respecto al trabajo premiado en poesía, 'La vida nueva' (Visor), de Eduardo García, el presidente de la Asociación de Críticos señaló que es un libro "potente, vigoroso y digno del premio", que supone "una conciliación entre ciertas realidades expresivas de la poesía de la experiencia, más el hacer personal del autor".

LITERATURA CATALANA, VASCA Y GALLEGA

En cuanto a los premios en literatura catalana, 'El professor d'història' es una novela que tiene como trasfondo el 'Fausto' de Goethe y como escenario la ciudad de Valencia. La obra, que cierra una trilogía, "habla de la crisis de un veterano profesor en un mundo en el que los valores de la Ilustración han quedado ahogados por una modernidad hecha a base de banalidad y exhibicionismo", explicó el ponente del jurado en catalán, Alex Broch.

Por su parte, el poemario 'Rebel.lió de la sal', parte de la muerte de la madre de la autora y se conforma como un trabajo "construido en el dolor y la desolación, a base de silencios y paisajes interiores".

El trabajo ganador en narrativa en lengua vasca, 'Bilbao-New York-Bilbao', cuenta un viaje en avión desde la capital vizcaína a la ciudad norteamericana que sirve para rememorar primero la historia de tres generaciones de la familia del autor, pasando después a la ficción, hasta terminar al final tejiendo realidad y ficción, comentó el ponente en literatura vasca, Jon Kortázar.

De 'Egusentiko esku izoztuzh', premio en poesía, destacó que es un libro "crepuscular, que mira cara a cara a la desaparición de la existencia" y a la experiencia de la partida de los seres queridos. "Es un libro de reflexión, de mirada estética sobre la ausencia de la muerte", apuntó.

En el caso de 'Festina lente', premio de narrativa gallega, tiene como protagonista a un encuadernador de la Compostela de la transición de los siglos XVI a XVII. La ponente Olivia Rodríguez subrayó que destaca por su riqueza lingüística y lo consideró un "homenaje a tiempos de resistencia contra la opresión moral e ideológica".

Mientras tanto, del poemario 'Hordas de escritura', explicó que es la tercera entrega de la pentalogía 'Método', que "indaga sobre la propia poética de la autora" y presenta una poesía "comprometida que parte de la idea de la lengua como vía de conocimiento".

PREMIOS DE PRESTIGIO Y MEDITADOS

Los Premios Nacionales de la Crítica no tienen dotación económica pero gozan en cambio de gran prestigio, una cuestión en la que pusieron el énfasis tanto el concejal de Cultura de Santander como el presidente de la Asociación de Críticos.

Este último, subrayó que el resultado de los premios "no son fallos cualesquiera" que respondan a "impulsos ocasionales" o premien a "amiguetes", sino que son premios meditados, precedidos por un foro que ha incluido prácticamente a 50 personas entre las cuatro lenguas y con debates de "profundidad dialéctica".

Además, y al igual que el ponente catalán, el presidente de la asociación destacó que son los únicos premios en España que reconocen todas las lenguas del Estado, una cuestión que, según García Posada, seguirá siendo así "forever" porque, "si se ataca eso, se está atacando la esencia misma de la convivencia española".

El presidente de los críticos deseó por último que el hecho de haber dado a conocer el fallo de los premios en Santander contribuya a la candidatura como Capital Europea de la Cultura en el año 2016, una idea que refrendó el concejal.

BIOGRAFÍA EDUARDO GARCÍA

Eduardo García nació en S*o Paulo (Brasil) en 1965. A los 7 años se traslada a Madrid, donde pasa sus años de estudiante. Profesor de Filosofía, desde 1991 reside en Córdoba. Como poeta ha publicado los libros 'Las cartas marcadas' (1995), 'No se trata de un juego' (1998; Premio 'uan Ramón Jiménez' y Premio 'Ojo Crítico' de Radio Nacional de España), 'Horizonte o frontera' (Premio 'Antonio Machado en Baeza', Hiperión, 2003).

A ellos se suma 'Refutación de la elegía' (Generación del 27, 2006) y 'La vida nueva' (Premio 'Fray Luis de León', Visor, 2008). Su obra ha sido recogida en numerosas antologías de poesía española contemporánea. En paralelo a su obra de creación ha cultivado la reflexión sobre el fenómeno poético en los ensayos 'Escribir un poema' (Fuentetaja, 2000; 2ª ed. 2003) y 'Una poética del límite' (Pre-Textos, 2005).