El Vinicius de Moraes más polifacético surge 29 años después en una antología

  • Río de Janeiro, 28 mar (EFE).- Vinicius de Moraes, el más fino poeta lírico y bohemio compositor de Brasil, se presenta con innumerables facetas de una persona compleja y llena de matices en una nueva antología que acaba de ser publicada en el país.

El Vinicius de Moraes más polifacético surge 29 años después en una antología

El Vinicius de Moraes más polifacético surge 29 años después en una antología

Río de Janeiro, 28 mar (EFE).- Vinicius de Moraes, el más fino poeta lírico y bohemio compositor de Brasil, se presenta con innumerables facetas de una persona compleja y llena de matices en una nueva antología que acaba de ser publicada en el país.

El autor de la inolvidable "Garota de Ipanema" gana casi 29 años después de su muerte nuevas dimensiones de cara al público en la obra "Poemas Esparsos" (Poemas dispersos, en español).

Este nuevo volumen, que recoge una gran cantidad de poemas hasta ahora inéditos, no olvida la poesía liviana que reverencia con maestría a la belleza de las mujeres cariocas, pero también descubre un Vinicius intelectual, profundo, comprometido, existencialista y a veces sombrío pero, sobre todo, innovador.

El autor de la recopilación de poemas, Eucanaã Ferraz, defiende que en el libro no aparecen facetas "imprevistas" de Vinicius para quien conoce su obra, aunque reconoció que tal vez "pueda parecer inusitado" y "sorprendente" porque nunca antes una antología recorrió toda la vida del autor.

"Lo más importante es ver que es un libro de Vinicius, que subraya todas sus facetas. Él era múltiple y tenía muchos matices, pero quedó en segundo plano tras su faceta lírica, de su trato privilegiado a la mujer maravillosa", explicó Ferraz a Efe.

El coordinador relató que el libro incluye poemas experimentales, de tinte político, humorísticos, irónicos y hasta una vertiente grotesca, que trata de la putrefacción de la carne y la muerte.

"Por el factor de su inmenso éxito musical, el público general busca en la poesía al compositor. 'Poemas Esparsos' concentra todos los Vinicius en un libro solo. Es una aroma concentrado de Vinicius", opinó.

Ferraz escarbó en los manuscritos que había conservado la familia y en los del archivo Rui Barbosa, de Río de Janeiro, para juntar obras que dibujan la trayectoria del poeta desde los años 30, cuando era poco más que un adolescente, hasta poco antes de su fallecimiento en 1980.

Las piezas fueron escogidas con cuidado. Ferraz desechó los esbozos, los poemas inacabados o los que consideró que estaban sin pulir, puesto que no quería realizar un inventario de todo lo que dejó cuando le sorprendió la muerte y "maltratar" la obra del autor.

Vinicius solía hablar de dos libros que tenía preparados para publicar, "O deve e o haver" y "Roteiro lírico sentimental do Rio de Janeiro", que iba a recoger poemas de su juventud.

Muchos de esos textos se recogen en los "Esparsos", aunque sin orden, puesto que Vinicius no lo había precisado. Además, se incluye algún poema publicado en revistas y otros muchos que nunca pasaron de apuntes en el reverso de una carta o una servilleta.

El resultado final es todo un camino por la evolución personal y literaria del mayor sonetista de Brasil y de "uno de los mayores de la lengua portuguesa".

Sus primeros versos, quizá los más desconocidos, eran largos y sin métrica fija. Luego adoptaría la metrificación, que dominó con maestría, tanto en la forma de soneto, la que más exploró, como en mezclas de endecasílabos con versos de seis, cinco o doce sílabas, que alternaba con gran facilidad, según el relato de Ferraz.

"Cuando se convierte en compositor, es normal que adoptara la métrica fija para ajustarse a la melodía. Pero en su última época, regresó al verso libre. Creo que necesitaba más libertad para plasmarla en el papel, mientras que continuaba usando la métrica para la música", analizó.

Entre los textos de esta época aparece uno titulado "La casa", un largo poema, que ocupa más de tres páginas en el libro, que relata su visión de la vivienda que construyó en la playa de Itapoã, en Salvador (noreste), al lado de su octava y penúltima esposa.

"Es casi una crónica, con versos largos, descriptivos. Una forma de hacer poesía que, por otra parte, era muy diferente del primer Vinicius", precisó Ferraz.

No obstante, el organizador, que es uno de los mayores expertos en el autor en Brasil, lamenta que la agitada vida personal del poeta afectase de cierto modo en el trato irrelevante que recibió por parte de la crítica.

"Su personalidad perjudicó al concepto sobre su poesía. Se pensó poco en la calidad de sus textos y se vieron de forma superficial", concluyó.