Juan Marsé, Premio Cervantes 2009: "Me gusta ser un escritor anómalo"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Juan Marsé, que recibirá el jueves el Premio Cervantes de manos del Rey Juan Carlos, compareció hoy en la sede del Ministerio de Cultura junto a la nueva ministra, Ángeles González Sinde, en donde mantuvo su tesis "con matices" de que el problema del cine español es la "falta de talentos" y reconoció que le gusta ser un "escritor anómalo" por vivir en Cataluña y escribir en castellano.

"Esa anomalía me gusta, esas situaciones fronterizas del escritor y esa especie de marginación, incluso social, es conveniente", reconoció hoy al autor y citó a otros escritores "anómalos" como Joseph Conrad, Nabokov o Kafka, "quien escribía en inglés, alemán y francés".

No obstante, aseguró que desde niño vive en una "dualidad lingüística" que considera "natural" pero que es una "situación anómala en la medida en que la lengua propia de Cataluña es el catalán, y en consecuencia el idioma materno, y es un poco anómalo, pero a mí los escritores anómalos siempre me han interesado mucho", advirtió.

En esta misma línea, señaló que el castellano "no está en peligro, de momento" y hablar de que hay lenguas "amenazadas" le parece "un disparate" e insistió en que cuando "la lengua se usa como una bandera empiezan los problemas, pero yo paso de todo eso", advirtió.

ALGUNOS ERORRES Y EXCESOS

No obstante, reconoció que "tal vez se hayan cometido algunos errores y algunos excesos" en Cataluña por la "quejas" de algunos ciudadanos, y puso como ejemplo el estamento judicial o el de la Sanidad "por la exigencia del catalán".

Asimismo, reconoció que recibir el Premio Cervantes, le hacía mucha ilusión por ser el más importante de las Letras Españolas. "Este galardón no entraba en sus cálculos porque no suelo pensar en premios cuando escribo", confesó.

Marsé también adelantó que su discurso al recibir el Cervantes versará sobre la memoria histórica y la memoria individual pero también hablará de la imaginación y del cine, y de su "faena" o labor como escritor.

Preguntado por sus declaraciones sobre el cine español en las que afirmaba que el cine español necesitaba un "buen bisturí", Marsé declaró hoy que la nueva ministra de cultura "puede ser una cirujana idonea". "Por qué no, conoce los problemas del sector y en consecuencia es una persona ideal para ese apartado", agregó.

Entre los principales problemas del cine, Marsé subrayó el "estímulo en la creación" y los escaso reconocimiento de los guionistas.

((Habrá ampliación))