Un libro refleja la voz poética de la Alhambra en las inscripciones árabes

  • Granada, 14 abr (EFE).- La voz poética que se esconde en las paredes de la Alhambra de Granada refleja el gran misterio del conjunto nazarí a través de las inscripciones árabes y que han sido recogidas por el escritor Emilio de Santiago en el libro "La voz de la Alhambra".

Un libro refleja la voz poética de la Alhambra en las inscripciones árabes

Un libro refleja la voz poética de la Alhambra en las inscripciones árabes

Granada, 14 abr (EFE).- La voz poética que se esconde en las paredes de la Alhambra de Granada refleja el gran misterio del conjunto nazarí a través de las inscripciones árabes y que han sido recogidas por el escritor Emilio de Santiago en el libro "La voz de la Alhambra".

Con este libro, en el que se traducen de una forma personal los poemas escritos en las paredes del conjunto monumental, el autor pretende descubrir que la Alhambra es algo más que un monumento, "es como una especie de poesía que se alza sobre sí misma", ha explicado hoy en su presentación.

Tras una vida dedicada a entender la Alhambra, "desde que era un niño tocado por la curiosidad de conocer lo que la rodeaba", De Santiago ha percibido que es una "entidad viva", que posee una voz y una manera de expresarse a través de esos poemas.

El libro nace porque "sería demasiado egoísta reservar un conocimiento de gran interés", ha indicad el escritor, que se ha preguntado qué sería de la Alhambra sin ese contenido de "arquitectura parlante".

De Santiago ha explicado que en muchos de los poemas recogidos en el libro, que cuenta con las ilustraciones del pintor Juan Vida, aparece el pronombre "yo", como si la Alhambra "se dirigiera a alguien", pero no a quienes la habitaron, "sino a quienes vendrían en un futuro".

Estas inscripciones pueden verse por ejemplo en la Puerta del Vino o en la Fuente de los Leones, donde si no se lee el verso que las rodea "no dicen nada".

El escritor considera que el gran misterio de la Alhambra se desvela a partir de algo tan habitual como es posar la vista sobre las estructuras del recinto, "pero con el oído puesto para escuchar lo que habla".

La directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, ha señalado que el libro revela "lo mejor de la epigrafía que hay en las paredes" con una visión personal en la que se aportan matices hasta ahora no descubiertos en anteriores trabajos.

Ha resaltado la capacidad del escritor "de ir más allá de la propia traducción" al incorporarle su propia poesía, por lo que "cumple con creces" el papel de una guía de la Alhambra, "pero no al uso, sino sentimental".

Se trata de un libro "madurado durante mucho tiempo", durante toda una vida, que cuenta con un prólogo de Antonio Muñoz Molina, gran amigo del escritor, y con un cuaderno de viaje pintado por Juan Vida.

El editor del libro, Manuel Mateo, ha indicado que la publicación ha sido una tarea "ardua y lenta" que ha llevado dos años, aunque no se trata de mucho tiempo si se compara "con la vida entera que Emilio ha dedicado a leer y entender a la Alhambra".

Mateo ha asegurado que se trata de uno de los expertos más acreditados del conjunto monumental, por lo que sólo él podría emprender un trabajo ensayístico como este.

Los textos del libro suponen una "nueva traducción con respecto a los trabajos pasados", en la que se aporta otra visión de los poemas que los autores nazarís componían para sus señores, ha concluido.