Punto final para Paul Rodgers+Queen

Punto final para Paul Rodgers+Queen

Punto final para Paul Rodgers+Queen

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Lo que empezó a finales de 2004 como la resurrección de una de las bandas de rock más importantes en la historia de la música ha llegado a su fin. El cantante Paul Rodgers, que sustituía a Freddy Mercury al micrófono de unos resucitados Queen, ha anunciado que esta 'join adventure' termina sin ningún tipo de enemistad.

El proyecto de resurrección de Queen surgió a finales de 2004, cuando Paul Rodgers se puso al frente de la banda para inaugurar los Music Hall of Fame Awards de Reino Unido. Tras el éxito de aquel experimento, Rodgers+Queen realizaron una gira por Europa y Japón a lo largo de 2005, lo que dio lugar a la grabación de un disco en directo y un DVD, 'Return of the Champions'.

La banda recorrió entonces Estados Unidos y Canadá en 2006 y, ante el éxito cosechado en los conciertos, se decidió al lanzamiento de un disco de estudio en 2008 titulado 'The Cosmos Rocks', aunque no fue tan bien recibido como sus directos. Para el 16 de junio Rodgers+Queen prevé poner en el mercado un nuevo DVD con una actuación en directo para un programa de televisión ucraniano, 'Live in Kharkov'.

Ahora la colaboración entre los antiguos integrantes de Queen y Paul Rodgers ha llegado a su fin, aunque el cantante deja muy claro que no se ha producido ningún enfrentamiento entre ellos. "Nuestro acuerdo nunca significó que fuera a ser permanente", dice Rodgers en una entrevista con Billboard recogida por Europa Press, en la que explica que ahora se embarcará en una gira con Bad Company.

"Creo que hemos logrado un gran éxito. Hemos hecho dos giras mundiales y un par de grabaciones en directo, y un disco de estudio que fue histórico para Brian May y Roger Taylor porque no habían estado en un estudio con nadie y grabado algo como eso en mucho tiempo. Así que creo que fue un gran logro", señala Rodgers, que no descarta en el futuro una nueva reunión con los integrantes de Queen.

Así, el cantante insiste en que sólo se lleva buenos recuerdos y el sentimiento del trabajo bien hecho. "Hubo emails que recibimos que casi hacen que llore. Hubo un montón de gente joven que habían dado por hecho que nunca verían nada parecido a Queen en directo, y allí estábamos", señala.