El terremoto mediático de Hannah Montana pasa por Madrid

  • Madrid, 22 abr (EFE).- El terremoto Hannah Montana, que con tan sólo 16 años acumula una fortuna personal de casi mil millones de dólares, ha arrasado a su paso por Madrid para presentar "Hannah Montana: La película", que llegara a las salas españolas el próximo ocho de mayo.

El terremoto mediático de Hannah Montana pasa por Madrid

El terremoto mediático de Hannah Montana pasa por Madrid

Hannah Montana llega a Madrid aclamada por miles de admiradores

Hannah Montana llega a Madrid aclamada por miles de admiradores

Madrid, 22 abr (EFE).- El terremoto Hannah Montana, que con tan sólo 16 años acumula una fortuna personal de casi mil millones de dólares, ha arrasado a su paso por Madrid para presentar "Hannah Montana: La película", que llegara a las salas españolas el próximo ocho de mayo.

El circo mediático y la expectación que rodea a la actriz y cantante es desmesurado. Si ya ayer en el preestreno con el público madrileño su sola presencia congregó a centenares de adolescentes, que chillaron alborozados con la posibilidad de contemplar a su joven ídolo, en un acto que estuvo a punto de cancelar porque no se sentía a gusto con el peinado.

Su aparición de hoy ante los medios de comunicación no ha desmerecido nada. Alrededor de medio centenar de cámaras aguardaban, algunos incluso desde una hora antes, para el instante en que Miley Cyrus posara ante ellos. No faltaba de nada, ni siquiera un caballo -sí, un caballo- que diera el ambiente vaquero que la cinta rezuma por los cuatro costados.

Los gritos de los gráficos, solicitando una mirada furtiva de la joven, y los empellones por conseguir algo de espacio desde donde mejorar la perspectiva de sus aparatos, inundaron la estancia cuando su figura se hizo visible.

Tras la sesión fotográfica, y con treinta minutos de retraso sobre el horario previsto, comparecía en el salón del hotel madrileño donde tenía lugar el encuentro con la prensa. Vaqueros ajustados, camisa amarilla sin mangas y acompañada por su padre, Billy Ray Cyrus, y por el director del film, Peter Chelsom, la menuda Miley Cyrus se sentaba ante los periodistas allí congregados.

"Hannah Montana: La película" es la primera incursión de Miley Cyrus en la gran pantalla. Rodada en Tennesse, patria chica de la actriz, narra la vida de la propia Miley Cyrus, y lo complicado que resulta convivir, en ciertas ocasiones, con su álter ego conocido a escala mundial.

La joven ha afirmado que ha sido "como volver a casa". "Debido a la vorágine que ha sido mi carrera estos últimos años, si no hubiera sido por la película no habría tenido la ocasión de volver allí, a mis raíces, donde siempre tengo la oportunidad de relajarme un poco", ha añadido.

Billy Ray Cyrus, que en la serie y la película encarna el mismo rol de progenitor que en la vida real, ha explicado que siempre intenta ser "un amigo" para sus hijos. "Trato de estar con ellos en los buenos y en los malos momentos", ha destacado el actor, que en la cinta tiene que hacer frente a las ínfulas de estrella de su retoño, para lo cual decide darle una cura de humildad en Crowley Corners, su pequeño pueblo sureño.

Miley Cyrus, que ha mostrado en todo momento su resplandeciente sonrisa y ha bromeado con la intérprete, se fija como objetivo prioritario "hacer más películas". Preguntada sobre si piensa explotar su lado más sensual, aclara que ya ha tenido "la oportunidad de hacer otras películas antes que ésta, pero no eran los papeles que quería". "La próxima -desvela- será un drama".

Respecto a la admiración que despierta en jóvenes de todo el mundo, y sobre la influencia que sus actos y palabras ejercen sobre los mismos, especialmente las féminas, ha asegurado que es "un gran honor convertirse en un modelo para la sociedad". "Lo que no me gusta -ha añadido- es que quieran convertirse en mí, porque cada persona es especial tal y como es".

En cuanto al acoso al que ciertos medios le someten en su vida privada, ha reconocido que eso se convierte en "una locura". "Tener a tantas cámaras, tantas personas detrás tuya... No es agradable", ha justificado. Aunque de igual manera distingue "periodistas respetuosos que hacen bien su trabajo", frente a "otros que simplemente van a tratar de hacer daño, esperando a que te equivoques".

Mientras, Peter Chelsom, director de la película, ha confesado que "una gran estrella se define por su capacidad para ser vista en pantalla, y Miley la tiene".