Sevilla.- El director de la Feria del Libro apuesta por una "trascendencia profesional" y su "internacionalización"

La Plaza de San Francisco acoge por primera vez desde mañana, y hasta el 24 de mayo, la edición anual del encuentro literario

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

El director de la Feria del Libro de Sevilla, Javier López Yáñez, que comienza mañana hasta el 24 de mayo, apostó hoy por conseguir que el evento se convierta en "una cita de encuentro de trascendencia profesional" y con carácter "internacional" para ediciones venideras.

En una entrevista concedida a Europa Press, López Yáñez afirmó que, tras estas seis ediciones, los objetivos marcados por la organización, divididos en ciclos de tres años, "se han superado", algo que prueban los más de 35.000 asistentes a las actividades programadas de la feria pasada, excluyendo las visitas a la feria como tal.

Una de las pretensiones durante los tres primeros años, según el director de la feria, fue alcanzar "una rentabilidad económica aceptable, un hecho que se ha superado con creces". En esta segunda fase, las cifras de ventas han alcanzado "un valor importante" y se ha conseguido que el evento sea un "altavoz" para las promoción del libros, las editoriales, los autores y las librerías, "resultado, en parte, de la labor de los medios de comunicación", indicó.

Durante el segundo ciclo, según recalcó Yáñez, se ha "incrementado el nivel" de la oferta cultural en lo que a calidad y cantidad se refiere. Concluyó, a este respecto, que después del periodo de seis años se "han superado" las previsiones y que ahora toca "ahondar y mejorar la actividad cultural, buscar una mayor rentabilización, aumentar y dar nuevos pasos en el campo de los encuentros profesionales y avanzar hacia la internacionalización" de la Feria del Libro de Sevilla.

López Yáñez manifestó que uno de los "principales" rasgos de la edición del 2009 es "el crecimiento y las modificaciones en la organización del recinto, con su ampliación hacia la Plaza de San Francisco, dando cabida a más expositores y convirtiendo la Casa Consistorial en el principal centro de actividades de la feria".

Sin embargo, el aspecto en el que Yáñez hizo "mayor hincapié" fue la "orientación de la feria hacia las actividades que fomenten los encuentros entre profesionales". Esto se lleva a cabo a través de las jornadas de 'Literatura y Periodismo', organizada por la Asociación de Periodistas Culturales de Andalucía 'José María Bernáldez', y 'Los Futuros del Libro', planteada por la organización de la feria y con la colaboración de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

En ellas se reunirán expertos y especialistas de los distintos sectores profesionales referentes al libro y las nuevas tecnologías, analizando sus aplicaciones editoriales y los problemas que pudieran plantear. Asociaciones profesionales de editores, libreros, distribuidores, escritores o periodistas tendrán su papel en el desarrollo de las distintas mesas redondas previstas.

Estas jornadas, según destacó Yáñez, cumplen el objetivo marcado por la organización para hacer de la feria "un lugar de encuentro para los profesionales y el debate y reflexión sobre los problemas del sector".

Junto a las dos jornadas, se ha previsto desde la organización una programación "amplia, variada y destinada a distintos públicos", dijo. Un lugar "preferente" ocupa el sector infantil, para quienes se han marcado una serie de actividades en torno a la figura de Antonio Machado, esta "implicación hacía a los más pequeños es un sello distintivo de la feria", confesó el director.

Los jóvenes, según Yáñez, tendrán su "lugar" en el programa de la feria con actos sobre el cómic, en los que actúan Carlos Pacheco o Paco Roca, y la "quedada" de éstos alrededor de la saga 'Crepúsculo", de Stephenie Meyer.

LA FERIA DE LA CRISIS

Yáñez explicó que han recibido información de otras ferias celebradas a fecha de hoy y los resultados expresan unos números a la baja y espera que en Sevilla, aunque no mantenga la línea de crecimiento de ediciones anteriores, al menos, mantengan las cifras obtenidas en el curso 2008, con lo que se darán por "satisfechos". Añadió, que los números que manejan los editores en el ejercicio de este año también refleja esa tendencia a la baja de las ventas.

En este sentido, el director de la feria, al igual que hiciera ayer durante la presentación del evento el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, defendió la "importancia de la feria para la económica de la ciudad" y siendo "realista" expresó que la celebración literaria supone un incremento de beneficios en las empresas del sector, pero también en las ajenas a él.

Indicó que empresas relacionadas con la organización y con la producción de la feria se veían afectados de forma beneficiosa. Incluso, afirmó que el turismo que rodea la feria del libro y la participación de la sociedad sevillana repercuten de forma positiva en la economía de bares y hoteles de la zona.

Por otra parte, consideró la Feria del Libro de Sevilla como el "tercer evento literario" de España, por detrás de la feria de Madrid y el día de Sant Jordi en Barcelona y resaltó "la buena consideración" que tiene en el sector de editores nacional, una consecuencia del trabajo "bien hecho" a lo largo de estos años, aseguró.

EL 'E-BOOK' EN SEVILLA

La Feria del Libro hispalense, según su director, es "la primera feria" que en su reglamento reconoce la posibilidad de entrada del 'e-book' en cualquiera de las librerías "ya existentes", que se pueden acoger a lo que por libro se entiende en la Ley del Libro.

"En este evento se vende contenido y si las librerías y editores quieren ofrecer 'e-book' están en su derecho", apuntó. En ediciones futuras se pretende dar paso a librerías virtuales o editores que trabajen sólo en digital.