Sinde llega a Cultura para "trabajar con sosiego pero sin pausa" en un "programa ilusionado"

González-Sinde llega a Cultura para "trabajar con sosiego pero sin pausa" en un "programa ilusionado"

González-Sinde llega a Cultura para "trabajar con sosiego pero sin pausa" en un "programa ilusionado"

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Ángeles González-Sinde tomó hoy posesión de su cargo como nueva ministra de Cultura, durante un acto en la sede del Ministerio que abandona ahora César Antonio Molina. La titular de Cultura aseguró llegar a este Departamento con "un programa ilusionado" en el que trabajará "con sosiego pero sin pausa", siempre en defensa de la Cultura y de los creadores y "abierta" a hablar con todos los sectores.

Durante el acto de toma de posesión, junto a González-Sinde estuvieron la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega, las ministras Bibiana Aído y Cristina Garmendia, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín; los directores generales del INAEM, Juan Carlos Marset, y del ICAA, Fernando Lara; y personalidades del mundo de la cultura como María Pagés, Jordi Dauder, Pilar Bardem o Eduardo Campoy, entre otros muchos.

La recién estrenada ministra de Cultura quiso agradecer el haber sido invitada como creadora para participar en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de cuyo proyecto en defensa de la cultura y su proyección en el exterior dijo ser partícipe.

Del ministro saliente, presente en el acto, destacó el proyecto "atractivo y sólido" que había llevado a cabo estos años. "Le agradezco a Molina el tesón y la defensa a ultranza a todos nosotros durante su mandato".

"Comparto ese proyecto en el que nuestros profesionales tienen mucho que dar", dijo la también directora y guionista, y agregó que, "sobre todo, creo en el papel que nos toca desempeñar a los hombres y las mujeres de la cultura". "Actores somos todos nosotros", apuntó, aclarando que en su cargo como ministra estará para facilitar "las condiciones en las que los creadores puedan crear".

"ESFUERZO CONTINUADO"

"Estoy para trabajar con sosiego pero sin pausa", enfatizó la ministra, quien destacó el importante papel de la Cultura y los creadores en España, y su proyección en el exterior, algo que "no es fruto del azar, sino del esfuerzo continuado de muchos equipos".

Dentro del "programa ilusionado" de trabajo con el que dijo que empezará su labor en el Departamento de Cultura, González-Sinde dijo que estará "abierta" a hablar con todos los sectores para "avanzar" en una misma línea.

"Es un reto nuevo, bonito y muy importante. Espero que la llegada de una creadora al Ministerio de Cultura sea para bien", dijo más tarde a los medios allí congregados. Señaló que toma la cartera de Cultura "con ilusión y ganas de trabajar" y, ante todo, "con responsabilidad".

González-Sinde está convencida de que la sociedad del siglo XXI está "muy ligada" a la difusión de la imagen, por lo que trabajará en tareas como la lucha contra la piratería. "De la confrontación de ideas sale el futuro", enfatizó la ministra, que además afirmó que no podía tener hoy un mejor regalo de cumpleaños que la cartera de Cultura. "Es la cosa más extraordinaria", apuntó González-Sinde, que utilizará los días festivos de Semana Santa para "estudiar" y ponerse al día para desempeñar su nuevo cargo.

EL GUIÓN DE UNA GRAN PELÍCULA

Antes de sus palabras, César Antonio Molina señaló que más que una cartera, acaba de entregar a la nueva ministra "una claqueta, porque para ella se abre ahora un gran guión de una gran película". "Bienvenida a esta casa que no te es ajena, vienes a tu propia casa", destacó el ex ministro, deseando a su sucesora "toda la suerte" y ofreciéndole su ayuda en lo que sea preciso. Molina afrontará ahora esta nueva etapa, según precisó, dedicándose a la Literatura. "Escribir, eso es lo que voy a hacer".

Entre los asistentes al acto de toma de posesión de la ministra también estuvieron presentes el director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Manuel Borja-Villel; la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral; la delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno; o el director del Círculo de Bellas Artes, Juan Barja, entre otros.