El Festival de Teatro de Almagro presenta en Londres su 32 edición para reforzar su presencia en la escena inter

La edición de este año está dedicada a Lope de Vega

LONDRES, 21 (EUROPA PRESS)

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro (Ciudad Real) dio a conocer hoy en Londres la programación prevista en la que supondrá ya la 32 edición con un acto en la Embajada de España en Reino Unido con el que sus organizadores apostaron por potenciar la presencia en el panorama internacional y reforzar la penetración en el exigente mercado británico.

La presentación permitió recordar en cifras la magnitud de un festival que cada verano acerca hasta la localidad manchega a más de 100.000 personas dispuestas a disfrutar de tres semanas de representación de los clásicos a cargo de diversas compañías de todo el mundo.

La obra inaugural en esta ocasión será 'Fuenteovejuna', de Lope de Vega, el dramaturgo al que se dedica la edición de este año, bajo la dirección del británico Laurence Boswell, único representante de su país en un cita en la que, a diferencia de lo habitual en años anteriores, no hay compañías de Reino Unido.

Sin embargo, figuras de renombre de la escena británica quisieron arropar esta mañana a los organizadores del festival y los fundadores de 'Cheek by jowl', Declan Donnellan y Nick Ormerod, acudieron para reivindicar la necesidad de un evento que este 2009 se prolongará del 2 al 26 de julio y que vio actuar por primera vez a esta compañía británica hace 25 años.

EVOLUCIÓN DE UN FESTIVAL

En las más de tres décadas de trayectoria, lo que surgió como unas jornadas para evaluar el presente y futuro del Siglo de Oro español ha convertido a Almagro en la capital del teatro clásico, capaz de convertir los espacios de esta localidad de 8.000 habitantes en escenarios que van desde hospitales a escuelas, plazas, patios privados o iglesias que suman casi una veintena.

Desde 1978, el festival ha ido diversificando sus actividades y a los foros de análisis de especialistas y profesionales del teatro se suman las actividades organizadas por los propios asistentes, que en los últimos años se han ido complementando con propuestas en el ámbito de la música, la danza o las artes plásticas.

EVENTO

El director del festival, Emilio Hernández, describió hoy el gran mérito del evento: "¿Puede alguien entender que 100.000 personas se reúnan a 40 grados a la sombra, en algunos casos, para ver obras escritas hace 400 años?". "¿Estamos locos? Sí, un poco, pero no demasiado", ironizó, en el sentido de que Almagro ha logrado "tomar una rica herencia del pasado y construir el futuro".

En este sentido, declaró que la relectura de los clásicos del Siglo de Oro es "tomar una materia que está ahí para nosotros" y darle sentido. "El teatro es contemporáneo, no existe teatro clásico, sino obras clásicas y líneas clásicas, algunos de nuestros colaboradores murieron hace 400 años, pero el teatro sólo puede ser contemporáneo", explicó.

Además, el director subrayó la trascendencia de esta revisión como "instrumento para construir la cultura" actualmente, tomando "lo mejor" de los clásicos, ampliando el conocimiento y dando como resultado una "era de riqueza". "Es la diversidad y esto es el futuro de la humanidad", declaró.

Así, consideró que "la gente debe saber cuál es su identidad en este mundo globalizado", si bien matizó que "Europa existía muchos años antes que la Unión Europea, porque existía en teatro", con las posiciones comunes de autores como Shakespeare y Calderón y filósofos como Tomás Moro o Erasmo de Rotterdam.