El fundador del Festival Off Avignon reivindica la calle como escenario natural del teatro

  • Valladolid, 26 may (EFE).- André Benedetto, fundador del Festival Off de Avignon de las artes escénicas, ha reivindicado la calle como escenario del teatro, el lugar donde se hallan sus orígenes y que ha concebido como un espacio donde se forjan los actores, sin refugio alguno ni apuntadores, "siempre de frente" al espectador.

El fundador del Festival Off Avignon reivindica la calle como escenario natural del teatro

El fundador del Festival Off Avignon reivindica la calle como escenario natural del teatro

El fundador del Festival Off Avignon reivindica la calle como escenario natural del teatro

El fundador del Festival Off Avignon reivindica la calle como escenario natural del teatro

Valladolid, 26 may (EFE).- André Benedetto, fundador del Festival Off de Avignon de las artes escénicas, ha reivindicado la calle como escenario del teatro, el lugar donde se hallan sus orígenes y que ha concebido como un espacio donde se forjan los actores, sin refugio alguno ni apuntadores, "siempre de frente" al espectador.

Benedetto ha reflexionado de esta manera en Valladolid, donde ha recibido el homenaje de su Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC), que esta noche abre su décima edición con la participación, hasta el próximo domingo, de 86 compañías procedentes de dieciséis países con más de trescientas representaciones.

"Los últimos lustros han visto en todos los países una gran explosión del teatro de calle, lo que ha provocado su regreso al lugar de donde realmente salió, ha vigorizado sus imágenes y ha devuelto al pueblo la escena", ha manifestado el poeta y dramaturgo francés, también director y fundador de el Teatro des Carmes.

Una "gran escuela de formación para los actores" ha observado este veterano programador en la escena al aire libre, a la que ha augurado muchos años de vida por delante después de recibir, de manos del alcalde, Francisco Javier León de la Riva, una réplica a escala y en bronce de la escultura "El comediante", de Eduardo Cuadrado, que en tamaño real decora una céntrica plaza de la ciudad.

"¡Viva el teatro de calle!, ha proclamado Benedetto al concluir su intervención delante de medios de información, actores, programadores y organizadores de un certamen que cumple diez años y que ediciones anteriores ha tributado análogo homenaje, entre otros, a Teatro Corsario, La Fura dels Baus, el Circo del Sol, el Teatro de los Sentidos (Enrique Vargas) y Ana Vallés.

Esta década transcurrida "ha enriquecido la capacidad crítica de Valladolid y de su público, ha convertido a la ciudad en un escenario y la ha hecho cómplice de la creatividad, el talento y la innovación" de cuantas compañías han pisado sus calles y rincones, ha manifestado el alcalde al dar la bienvenida a los profesionales.

Se ha referido el TAC como un festival "de obligada referencia en Europa" y ha recordado que se trata del más antiguo de Castilla y León dentro de su género.

León de la Riva, por su parte, ha recibido de manos de Bendetto un regalo con un motivo de las históricas murallas de Avignon (Francia).

El festival Off de esa ciudad francesa cuenta con un presupuesto anual de 700.000 euros, crece cada año en una progresión del diez por ciento, alberga unas novecientas representaciones en tres semanas y vende alrededor de un millón de entradas.

"¿Cómo poner orden a todo esto sin traicionar a la libertad de expresión?", se ha preguntado el director de ese certamen que celebrará una nueva edición entre el 8 y 31 de julio próximos.

El festival de Valladolid premiará, entre otros, al mejor espectáculo, el más original, el más innovador y la interpretación individual más destacada, a cargo de un jurado internacional del que forman parte, entre otros, Enrique Gavilán, profesor de Teoría de la Historia de la Universidad de Valladolid; José Luis Téllez, crítico y compositor de cine; Monna Dithmer, crítica de teatro en el rotativo danés Politiken; y Malena Gutiérrez, crítica y directora de circo.

El Gobierno Vasco y la Junta de Andalucía han patrocinado la presencia de artistas procedentes de esas comunidades autónomas, dentro de una colaboración similar a la establecida entre el TAC y el Instituto Cultural Rumano, las embajada de Portugal y de Países Bajos, y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia.