El Teatro Real afronta su producción "más complicada" con 'Rigoletto' de la que ofrecerá 18 funciones y tres repartos

El proyecto, tras numerosas vicisitudes, sale adelante de la mano del maestro Roberto Abbado y la directora Monique Wagemakers

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Teatro Real de Madrid afronta del 3 al 23 de junio su producción "más complicada y comprometida" con 'Rigoletto', de Verdi, un proyecto en coproducción con el Gran Teatro del Liceo del que ofrecerá 18 funciones y tres repartos.

Dirigida musicalmente por Roberto Abbado y escénicamente por Monique Wagemakers (ambos debutan en el coliseo madrileño), este 'Rigoletto' ha pasado por numerosas vicisitudes que hicieron pensar al director artístico del Teatro Real, Antonio Moral, que estaba "gafada".

"Este era una de los tres grandes producciones que quise hacer nada más llegar aquí", recordó. "Inicialmente iba a cantarla Juan Diego Flórez pero el tenor decidió que la quitaría de su repertorio. Después, tres días antes de iniciar los ensayos, nos fallaron los tenores y tuvimos que buscar por todo el mundo quienes les sustituyeran", señaló.

"Por si esto fuera poco, la soprano albanesa Inva Mula, que actuaba en las tres funciones del segundo reparto, tuvo problemas de salud y también tuvimos que contratar a otra intérprete (Cinzia Forte). Jamás nos había pasado algo así pero afortunadamente todo se ha resuelto. Hemos trabajado muchas horas y con mucha incertidumbre", explicó Moral asegurando que 18 funciones de una ópera "hará historia" en el Teatro.

UNA DE LAS MÁS POPULARES

Moral elogió el trabajo de Wagemakers que ha encontrado "la síntesis" de lo que tiene que ser esta pieza "respetando escrupulosamente el original y creando un ambiente abstracto en la escenografía" (obra de Michael Levine). En opinión del director artístico del Real, es muy difícil decidirse por una producción de 'Rigoletto': "Si se elige una propuesta convencional queda un sabor viejo y obsoleto y si se escoge una muy novedosa la ópera chirría mucho", apostilló.

Antonio Moral recordó que 'Rigoletto', que vuelve al coliseo de Madrid después de la producción de Graham Vick que inauguró su quinta temporada en octubre de 2001, es una de las óperas "más populares" que se han visto en la capital española (335 veces en el Real y 44 en el Teatro de la Zarzuela). Por eso mismo, a día de hoy apenas llega a un millar el número de localidades disponibles para verla estos días y algunas de las funciones están agotadas.

El maestro Roberto Abbado, buen conocedor del repertorio italiano calificó esta ópera de "perfecta" y resaltó su "idea dramática fuerte y eficaz y el equilibrio entre la forma y la expresión". "'Rigoletto' es una ópera de duetos que establecen constantemente la relación entre los personajes a los que Verdi delinea como seres humanos verdaderos", añadió.

Asimismo, Abbado definió la música de "bellísima", "con proporciones perfectas" en las que sobresale "la fuerza del drama por su explosión e intimidad, lo que el público quiere, pero sobre todo por su unidad dramática", indicó reconociendo que en 'Rigoletto' "todo es lógico".

UN CUIDADO REPARTO

El papel titular de este 'Rigoletto' será interpretado por los barítonos Roberto Frontali, Zeljko Lucic, Anthony Michaels-Moore y el veterano Leo Nucci, que cantará solamente la función del 22 de junio en homenaje a uno de sus roles fetiche a lo largo de más de 30 años.

Los tenores españoles José Bros y Celso Albelo, y el italiano Roberto Aronica, encarnarán al seductor Duque de Mantua y las sopranos Patricia Ciofi, Mariola Cantarero y Cinzia Forte, a la cándida Gilda.

Los bajos Marco Spotti y Stefano Palatchi como Sparafucile y las mezzosopranos Nino Surguladze y Enkelejda Shkosa como Madallena completan el cuarteto protagonista, con el que cantarán los demás solistas y el coro bilbaíno Intermezzo, que debutará en el Teatro Real.

LA IDENTIDAD DE LOS PERSONAJES

Por su parte, Monique Wagemakers, confesó su predilección por los escenarios "vacíos, minimalistas" que le posibiliten trabajar con "caracteres muy fuertes". La directora de escena holandesa explicó que le gusta trabajar con la música y los cantantes para lograr que desarrollen su propia personalidad y sus cualidades como artistas. "La identidad es la clave", dijo aludiendo a la "doble personalidad" de Rigoletto, la "libertad" del Duque de Mantua o la "inmadurez" de Gilda.

Wagemakers reconoció que cuando Moral le propuso reconstruir la original e inquietante producción concebida por ella para De Nederlandse Opera, tan compleja técnicamente, no le apeteció mucho. "Pero me prometieron toda la ayuda y conseguí ensayar con el Coro una semana antes de que llegasen los cantantes", desveló.

La escenografía propuesta se basa en una gran plataforma hidráulica móvil que ha requerido una condiciones extremas de seguridad para los artistas e incluso un estudio de ingeniería así como ensayos previos en un plató de Vallecas, según indicó Moral. El vestuario (diseñado por la oscarizada Sandy Powell) e inspirado en el Renacimiento, es otro de los platos fuertes de este montaje que evoca la opresiva, pomposa y enfermiza vida cortesana dominada por hombres, en un tiempo y espacio indefinidos.

A pesar de todo, no ha sido una de las producciones más costosas. Su presupuesto ronda los 2 millones de euros. Sí es la primera vez que los artistas aparecerán y desaparecerán en el escenario, es decir, no salen ni entran, como es habitual, por los costados.

ELOGIOS

Tanto el maestro Abbado como la directora Wagemakers se deshicieron en elogios con la organización del Teatro Real a la que calificaron de "perfecta" y "muy profesional" e indicaron que esta es la "reputación" que precede al coliseo madrileño en todo el mundo.

Respecto a los motivos por los que Coro titular del Teatro Real no actuará en esta producción y sí lo hará el Coro Intermezzo contratado ex profeso, Miguel Muñiz, director general del coliseo, explicó que debido a las conversaciones sobre el futuro laboral que mantiene desde hace unos meses el Teatro con el Coro titular, existía cierta "incertidumbre e inquietud" y se sintió "en la obligación" de "asegurar" que no habría problemas añadidos debido a esta cuestión.

'Rigoletto' se retransmitirá en directo el 6 de junio en una pantalla instalada en el balcón del Teatro Real. El 9 de junio podrá escucharse en directo en Radio Clásica, de Radio Nacional de España y el 16 de junio los jóvenes menores de 30 años se beneficiarán de un descuento del 60 por ciento sobre el precio de las localidades y se les ofrecerá una charla sobre la ópera 45 minutos antes de su inicio.

También los días 20 y 22 de junio habrá funciones a precios reducidos y para todas las funciones es posible adquirir entradas de último minuto, abiertas a los jóvenes menores de 26 años el mismo día de la función una hora y media antes de su inicio.