"Hoy el mundo es la crisis y la gripe, lo demás es decimonónico"

"Hoy el mundo es la crisis y la gripe, lo demás es decimonónico"

"Hoy el mundo es la crisis y la gripe, lo demás es decimonónico"

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

José Luis Alonso de Santos ha revisado su obra 'Trampa para pájaros', escrita en 1990 y que llega al Teatro Fernán-Gómez de Madrid protagonizada por Juan Alberto López y Manuel Bandera. El también director de la función, explica que la obra se ha sometido a algunas modificaciones que muestran una dimensión más "globalizadora" de los conflictos planteados.

"Hoy el mundo es la crisis y la gripe, lo demás es decimonónico", afirmó Alonso de Santos en la presentación de la función que estará en cartel del 7 al 17 de mayo. "El principio del bien, los discursos de la progresía, los valores, todo eso ha cambiado", insistió.

'Trampa para pájaros' presenta un drama político, familiar y personal de Mauro, un veterano policía (Juan Alberto López) que en el pasado vivió al amparo de un régimen represivo. Los nuevos tiempos le piden cuentas. Incapaz de adaptarse a la nueva situación recibe la visita de su hermano Abel (Manuel Bandera), un músico tolerante que tratará de reconducirle a la racionalidad.

El dramaturgo y director de escena confesó que ya no tiene tan claro "quienes son los buenos" en este momento. "Me preocupa más la maldad que hay dentro de mí ahora, por eso he querido dar a la obra una escritura moderna, no del siglo pasado", señaló.

Para José Luis Alonso de Santos, éste es un texto "inquietante, psicológico y doloroso" en el que ha intentado "escapar de un callejón sin salida". "Lo que obtenemos al final de la vida es lo que hemos creado en ella. Cada acto de la vida marca nuestro destino. Somos lo que sembramos", señaló.

EL VALOR DE LOS ACTORES

Para el dramaturgo, los que verdaderamente "torean" sus textos son los actores. "Ellos se dejan la vida, los directores y escritores no", aseveró. Consciente de que es más conocido por sus comedias que por sus dramas, Alonso de Santos aseguró, sin embargo, que su obra más importante es la que aún no ha escrito.

"Escribo con el corazón y hablo de las verdades del ser humano. Por eso he querido reescribir este texto y darle un sentido más global. Si me quedo solo con mi mesa camilla me creo que el mundo son cuatro patas", explicó.

En este sentido puso como ejemplo una naranja: "Todos hablan de la cáscara de la naranja, que son la anécdota, los personajes... pero a mí me interesa el zumo, es decir, el misterio de la vida. El teatro de propaganda no me gusta, me siento un creador de misterio, belleza, armonía y laboratorio sobre la vida", afirmó.

PERSONAJES DIFÍCILES

Por su parte, el actor Juan Alberto López aludió a la "complejidad" de los personajes de esta función, "nada fáciles de interpretar", que él considera "la más importante" escrita por Alonso de Santos.

El montaje está producido por Metamorfosis (es su décimo espectáculo) y es la primera ocasión en la que el dramaturgo asume la responsabilidad de dirigir su obra. López recordó que la función resulta más necesaria que nunca y era "una asignatura imprescindible" en un momento en el que se habla continuamente de "memoria histórica".

Manuel Bandera aludió a "esa forma de vida basada en la tolerancia y el respeto al ser humano" que defiende su personaje y confesó haber "aprendido mucho" de Alonso de Santos. Completan el reparto de esta obra Olga Doménech (que encarna a Mari, la esposa de Mauro) y Yiyo Alonso (el policía Roque).