La Generalitat aplaude el auto que admite que no se pueden demoler las obras del Teatro de Sagunto

  • Valencia, 24 abr (EFE).- La Generalitat ha aplaudido hoy el auto dictado por el Tribunal de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que acepta la inejecución de la sentencia que obligaba a demoler las obras de rehabilitación del Teatro Romano de Sagunto para que el recinto recobrara el aspecto anterior a esa actuación.

Valencia, 24 abr (EFE).- La Generalitat ha aplaudido hoy el auto dictado por el Tribunal de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que acepta la inejecución de la sentencia que obligaba a demoler las obras de rehabilitación del Teatro Romano de Sagunto para que el recinto recobrara el aspecto anterior a esa actuación.

En un comunicado, la consellera de Cultura y Deporte, Trinidad Miró, ha expresado la "satisfacción" de la Generalitat por la decisión y por el hecho de que el TSJCV haya "entendido y compartido" los argumentos del Gobierno valenciano sobre la demolición de las obra realizada por Grassi y Portaceli.

En este sentido, Miró ha afirmado que "desde el primer momento" la Generalitat entendió que, "por el bien de los saguntinos y el de todos los valencianos", se tenía que buscar una solución que no perjudicara a nadie y que, sobre todo, no afectara "de ningún modo" a este "tesoro del patrimonio histórico-artístico".

"El tribunal ha entendido y compartido nuestra argumentación, por lo que debo expresar mi felicidad por la resolución que respalda un trabajo realizado conjuntamente por todas las entidades e instituciones públicas vinculadas al monumento", ha indicado.

Miró ha felicitado también a todos los que formaron parte de la Comisión Interdisciplinar "que aportaron sus conocimientos y sus ideas para encontrar esta solución definitiva", y ha citado al Consell Valencià de Cultura, la Academia de Bellas Artes de San Carlos, el Ayuntamiento de Sagunto, el Colegio de Arquitectos de la Comunitat, el Museo Histórico de Sagunto y el Col·lectiu pel Patrimoni Saguntí.

De estos organismos, entidades e instituciones ha dicho que "ayudaron con sus opiniones y con su análisis a la formulación de una postura unificada que hoy conocemos que ha llegado a buen término".

El auto del TSJCV hecho público hoy llega después de que la Generalitat presentara el pasado mes de octubre un incidente en el que solicitaba la inejecución de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) de demolición de las obras, y de que, en mayo de 2008, una comisión creada por la Conselleria de Cultura y Deporte analizara y se mostrara contraria a la ejecución esa sentencia.

El fallo de la Sala de lo Contencioso Administrativo estima ahora la petición de la Generalitat de "imposibilidad legal y material" de ejecutar las sentencias del TS y TSJCV contra la aprobación del proyecto de restauración y rehabilitación del Teatro Romano de Sagunto.

Las obras de rehabilitación, proyectadas por los arquitectos Grassi y Portaceli, fueron realizadas en los años ochenta durante la etapa socialista al frente de la Generalitat y recurridas por el abogado Juan Marco Molines, que fue diputado del PP en Les Corts.

El proyecto pretendía recuperar la utilización del espacio escénico del Teatro Romano de Sagunto, que se encontraba en un estado de ruinas, mediante la colocación de placas de mármol sobre la piedra original.