Narros recupera su "Fedra" y la vuelve más gitana para el Festival de Mérida

  • Madrid, 13 may (EFE).- Miguel Narros se inventó en 1990 una "Fedra" rompedora a compás del tacón de Manuela Vargas, una idea que ahora ha querido recuperar, para el Festival de Mérida, más "gitana" si cabe, con Enrique Morente cantando y Lola Greco bailando. "Los flamencos somos unos trágicos con humor", asume Morente.

Narros recupera su "Fedra" y la vuelve más gitana para el Festival de Mérida

Narros recupera su "Fedra" y la vuelve más gitana para el Festival de Mérida

Madrid, 13 may (EFE).- Miguel Narros se inventó en 1990 una "Fedra" rompedora a compás del tacón de Manuela Vargas, una idea que ahora ha querido recuperar, para el Festival de Mérida, más "gitana" si cabe, con Enrique Morente cantando y Lola Greco bailando. "Los flamencos somos unos trágicos con humor", asume Morente.

El Teatro Romano de Mérida tendrá el privilegio de estrenar el 1 de julio la tragedia de Eurípides con un traje heterodoxo, el que le ha puesto Narros ayudado por el "genio" Morente y la "perfección" de Greco, quienes cogerán un hilo que empezó a desmadejar Narros en 1990 al ocurrírsele contar la historia de la pasión de una mujer por su hijastro en clave "gitana".

Cuando no llevan más que una semana de ensayos en la sede madrileña de la productora de Narros, Faraute, el director teatral explica en declaraciones a Efe que está muy contento con las "hechuras" que va viendo, coreografiadas por Javier Latorre a partir de la música de Morente.

"Con esta 'Fedra' quiero contar la historia de una mujer famosa por un suicidio pero que, en realidad, es la de una luchadora por las cosas que quería", señala Narros, que cree que el flamenco está siempre "en el filo" de la tragedia y por eso "empastan" tan bien.

"La mujer está hecha de otra materia. La mujer y el hombre no son de la misma especie, sino de especies parecidas, como decía Darwin", argumenta el director de "Fedra", una obra que, dice, es totalmente actual "a pesar de estar escrita casi 500 años antes de Cristo".

Revela que no puede estar más entusiasmado de lo que está con Morente porque, apunta, "lo ha puesto todo para sacar adelante este montaje tan gitano".

El cantaor granadino devuelve, en declaraciones a Efe, el piropo a Narros y subraya que se "vuelca" en todo lo que éste le encarga -ya hicieron en 1997 "Yerma" de García Lorca- porque el director "le empuja y le inspira".

"Estoy totalmente entregado a que esto salga bien y aunque aún no he salido 'ileso' -bromea- me gusta muchísimo todo lo que voy viendo", un ejercicio de "silencio a compás, de soledad acompañada".

Su preocupación ahora es que todo salga "redondo" y que la música cuadre a la perfección, por eso los últimos días quiere estar dedicado totalmente a los ensayos.

Morente cantará en directo, acompañado por la bailaora y cantaora Carmelilla Montoya, y está "feliz" de actuar junto a Lola Greco, artista que le emociona y para la que, asegura, está "hecha""Fedra".

"Los cantaores, los bailaores, somos unos trágicos con humor. Cantas unas alegrías y son tragedias griegas", sentencia Morente, que confiesa una querencia por la risa, la tomadura de pelo y el cine que le hace ver que él no tenía que haberse dedicado al "riquitraun", como le decía su madre, sino a ser Cantinflas.

Lola Greco ha precisado en declaraciones a los periodistas que ella no se identifica "para nada" con su personaje, una mujer enamorada de su hijastro, porque ella es "muy simple. "Me gustan las judías, no necesito cordero", compara.

A la bailaora, abunda, no le gustan los "jóvenes bellos" sino los hombres que "florecen". "Para mis cosas -acota riéndose- soy muy organizada".

"Fedra", que se representará en Mérida hasta el 5 de julio, es una coproducción de Faraute, Macandé, el Festival de Nápoles -donde se representará este verano- y el Festival de Mérida.

Por Concha Barrigós.