Lo tróspido: cómo saltar del blog de un gallego al cine y a los Trending Topic mundiales

  • El programa de Cuatro 'Quién quiere casarse con mi hijo' se ha convertido en un éxito de audiencia por su chanante mezcla de reality show y falso documental, pero también gracias a las redes sociales. El Hematocrítico, un bloguero coruñés, fue el primero que empezó a hablar de los #hijostróspidos durante la emisión y los convirtió en uno de los temas más comentados de los lunes en la red social.

Toya y su hijo José Luis, del programa '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Toya y su hijo José Luis, del programa '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' lainformacion.com

Una conversación cogida al vuelo en un pueblo de A Coruña: "Te puedes casar con tu prima, pero los hijos te salen tróspidos". Esta es la primera aparición documentada de la palabra 'tróspido' en la Red. La registró en su blog El Hematocrítico, el bloguero gallego que ha detonado la fiebre tróspida de los lunes por la noche, cuando en Twitter se comenta el programa de Cuatro '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'.

Hace ya seis años que El Hematocrítico publicó el vocablo en su blog y pidió a sus seguidores que lo hicieran suyo y lo extendieran. En un cuestionario respondido por correo electrónico a lainformacion.com, asegura que él y su círculo de amigos lo utilizan desde siempre y que cuando empezó a utilizarlo en internet y en círculos como el Focoforo, se empezó a contagiar.

"Por alguna razón es una palabra muy adictiva. Quien la escucha la quiere utilizar, es una palabra que se explica sola", comenta.

A Cuatro le sirvió de poco recomendar a los espectadores un hashtag con el título del programa en la red de microblogging. En Twitter ya se había elegido hablar de los #hijostróspidos, las #madrestróspidas, los #lunestróspidos o, sencillamente, los #tróspidos. El culpable es este bloguero, que se enganchó a esta mezcla de reality show y falso documental y decidió comentarla por libre. Muchos le siguieron.

Ha llevado el programa a lo alto de los Trending Topic a nivel mundial, pero Cuatro no le ha dicho nada. "Esto es una cosa que hacemos para pasarlo bien", dice, "cuando digo en Twitter que quiero que me den una camiseta o que me inviten a una fiesta es para prolongar la experiencia que estoy disfrutando, no para conseguir una dulce, dulce camiseta gratis". "Pero vamos, que ya les vale", bromea.

En poco tiempo, ha saltado de Galicia al resto del mundo. No sólo a través de Twitter, también en el cine. EnExtraterrestre, la próxima película de su amigo Nacho Vigalondo, usan la palabra.

Recuerda que no es la primera vez que triunfa una propuesta tuitera distinta a la oficial para comentar un programa de televisión: "Ya ocurrió algo, a menos escala, cuando comentamos otros Everest televisivos como 'Granjero busca esposa', o 'Felipe y Letizia'. Ahora, la química del producto televisivo con Twitter nos explotó en la cara".

Esa "química", dice el bloguero, nace porque el programa "está lleno de personajes increíbles y las situaciones que se producen a toda velocidad son perfectas para comentar". Asegura que si no hubiera tenido Twitter, también se habría enganchado: "te puedes inflar a comentar los chascarrillos de Toya, los adornos de la cama de Zaida o la estética del valenciano y los escotes de su madre".

Le preguntamos si gana algo con esta campaña tróspida, si hay apuestas o penitencias de por medio. Dice que no: "mi única meta es pasarlo bien y que la gente disfruQUE ME CONTRATEN DE ANIMADOR TUITERO", escribe en el correo, bromeando.

A lo tróspido y al humor del Hematocrítico les queda vida. La final de 'Quién quiere casarse con mi hijo' de la semana que viene promete ser una catársis tróspida y el programa 'Alaska y Mario' ya cuenta con su hashtag #VaquerizoTróspido.

Además, el coruñés publicará próximamente 'El Hematocrítico de Arte' en Caramba Cómics, un libro con alguna de las más carcajeantes 'críticas de arte' de su Tumblr y otras muchas nuevas.