El médico de Las Ventas, doctor García Padrós, lamenta el récord de percances

  • Madrid, 15 may (EFE).- La cornada que sufrió hoy el diestro Antonio Ferrera en la plaza de Las Ventas ha hecho exclamar al médico cirujano-jefe de la enfermería, el doctor Máximo García Padrós, que "el récord de este año, seis percances en nueve festejos que llevamos, es algo preocupante".

El médico de Las Ventas, doctor García Padrós, lamenta el récord de percances

El médico de Las Ventas, doctor García Padrós, lamenta el récord de percances

Madrid, 15 may (EFE).- La cornada que sufrió hoy el diestro Antonio Ferrera en la plaza de Las Ventas ha hecho exclamar al médico cirujano-jefe de la enfermería, el doctor Máximo García Padrós, que "el récord de este año, seis percances en nueve festejos que llevamos, es algo preocupante".

"Esperemos que se rompa definitivamente tan mala racha", dijo el médico, que a continuación dio detalles de la intervención de Ferrera: "se ha intervenido bajo anestesia general. Se ha hecho toda la exploración. Se ha limpiado. Y se ha hecho una reinserción de los bordes que estaban completamente como quemados. Se ha suturado todo y se le ha puesto un drenaje para posteriormente mandarle a La Fraternidad donde le veré mañana".

Y al ser preguntado por el plazo de recuperación de Ferrera para reaparecer, el médico no quiso precisarlo, poniendo como ejemplo el caso de Luis Bolívar, que "hoy a hecho el paseíllo para sorpresa de todos" tras el percance que tuvo hace dos días.

A propósito señaló también el doctor que el torero colombiano "ha salido hoy con un vendaje especial que le ha permitido moverse bien", advirtiendo seguidamente que "luego vendrán las segundas partes".

Por su parte, el triunfador del festejo de hoy, Matías Tejela, estaba muy contento por la oreja lograda en el cuarto toro de la tarde, "un triunfo que viene a refrendar mi buen comienzo de temporada. Pero hay que seguir marcando el ritmo".

"Con ese toro -añadió Tejela- he estado muy a gusto. El toro ha sido bueno, y la verdad es que he podido torear con la mano izquierda como a mí me gusta".

"Madrid exige, pero, cuando se torea bien, siempre 'se rompe'", finalizó el torero de Alcalá de Henares.

Y Luis Bolívar, más lacónico en sus declaraciones, señaló que "he cumplido con mis obligaciones. Y ya está. Los compromisos hay que afrontarlos por encima de todo. Herido o no herido iba a estar aquí. La pena es que la suerte no me ha acompañado".