El novillero Antonio Hernández evoluciona favorablemente dentro de la gravedad

  • Valencia, 11 mar (EFE).- El novillero Antonio Hernández, cogido por el primer astado del cuarto festejo de la Feria de Fallas celebrado ayer en Valencia, permanece en el Hospital General de Valencia, donde "evoluciona favorablemente dentro de la gravedad", han informado hoy a EFE fuentes del centro sanitario.

El novillero Antonio Hernández evoluciona favorablemente dentro de la gravedad

El novillero Antonio Hernández evoluciona favorablemente dentro de la gravedad

Valencia, 11 mar (EFE).- El novillero Antonio Hernández, cogido por el primer astado del cuarto festejo de la Feria de Fallas celebrado ayer en Valencia, permanece en el Hospital General de Valencia, donde "evoluciona favorablemente dentro de la gravedad", han informado hoy a EFE fuentes del centro sanitario.

El novillero, que fue operado en la enfermería de la Plaza de Toros de Valencia de tres cornadas en el muslo derecho, una de ellas de pronóstico "grave", se encuentra en una habitación en planta.

Según el parte médico emitido ayer, sufrió "cornada de 25 centímetros en cara antero-interna del tercio medio del muslo derecho con hemorragia activa profusa venosa, y tres trayectorias: una en dirección ascendente que llega hasta el ligamento inguinal; otra transversa que alcanza el paquete vascular-femoral profundo; y una tercera descendente que llega hasta el conducto de Hunter, afectando a los músculos sartorio y abductor mediano con existencia de laceración de las venas perforantes de la femoral profunda".

El parte médico indica además que el novillero tiene también una segunda cornada de más de tres centímetros y una tercera de medio y añade que presenta "control de hemorragia y reparación venosa mediante sutura. Pronóstico muy grave".

Hernández fue empitonado en el primer cite con la muleta, momento en que se produjo un choque violento entre toro y torero. El pitón entró a la altura del tercio medio superior de la pierna derecha, produciendo una herida por la que sangró abundantemente.

En un primer momento, Hernández se resistió a ser llevado a la enfermería, lo que hizo crecer la hemorragia. Poco después, tras haber perdido mucha sangre en el ruedo, se dejó caer en brazos de las asistencias.