"Finito" y "El Fandi", a hombros por la Puerta de Los Califas

  • Córdoba, 29 mayo (EFE).- Los diestros Juan Serrano "Finito de Córdoba" y David Fandila "El Fandi" salieron a hombros por la Puerta de los Califas, hoy, tras cortar dos orejas cada uno a los segundos toros de sus respectivos lotes en el séptimo festejo del abono de la feria de Córdoba.

Córdoba, 29 mayo (EFE).- Los diestros Juan Serrano "Finito de Córdoba" y David Fandila "El Fandi" salieron a hombros por la Puerta de los Califas, hoy, tras cortar dos orejas cada uno a los segundos toros de sus respectivos lotes en el séptimo festejo del abono de la feria de Córdoba.

Se lidiaron toros de "La Palmosilla", desiguales de presentación y juego, nobles y de buen juego. El mejor, el sexto.

"Finito de Córdoba": cuatro pinchazos y tres descabellos (silencio tras un aviso); y estocada desprendida (dos orejas tras un aviso).

Francisco Rivera Ordóñez: estocada perpendicular y desprendida (ovación tras petición de oreja con pitos al presidente por denegarla); y dos pinchazos y estocada casi entera (ovación).

"El Fandi": pinchazo y estocada desprendida (silencio); y estocada casi entera (dos orejas).

La plaza tuvo menos de media entrada en tarde de calor y con las cámaras de la televisión autonómica "Canal Sur" en directo.

---------------------

"Finito" toreó con gusto al segundo toro de su lote, sobre todo en dos tandas por el lado derecho y una al natural. Y con su deslucido primero estuvo dispuesto, pero sin resolver.

"El Fandi" realizó una vibrante faena frente al sexto, el mejor toro de la corrida, con el que brilló tanto en el capote, como en un poderoso tercio de banderillas, así como en una entregada faena de muleta en la que toreó con temple y largura fundamentalmente por el lado derecho, pues por el izquierdo el animal se empleó menos. Frente a su primero, lo único destacado fue el saludo de capote.

Rivera Ordóñez se mostró voluntarioso tanto con el capote como con la banderillas en su primero, con el que después no llegó a acoplarse en la muleta. Y con su segundo, que le brindó más opciones, volvió a realizar una faena sin argumentos.

"Finito" protagonizó dos gestos antagónicos en una tarde en la que cumplió su cincuenta paseíllo en el coso de Los Califas: cortar dos orejas al segundo de su lote y no querer dar la vuelta al ruedo, según declaró en el intermedio de la corrida, porque estaba "molesto con la afición por el trato recibido el pasado martes".