Importante actuación de Javier Cortés con el viento como principal enemigo

  • Madrid, 29 mar (EFE).- El novillero Javier Cortés cuajó una importante actuación hoy en Las Ventas, destacando su gran faena al sexto novillo malograda con los aceros, en una tarde en la que el principal enemigo fue el viento, y en la que el mexicano Mario Aguilar también dejó detalles sueltos de buen toreo.

Importante actuación de Javier Cortés con el viento como principal enemigo

Importante actuación de Javier Cortés con el viento como principal enemigo

Madrid, 29 mar (EFE).- El novillero Javier Cortés cuajó una importante actuación hoy en Las Ventas, destacando su gran faena al sexto novillo malograda con los aceros, en una tarde en la que el principal enemigo fue el viento, y en la que el mexicano Mario Aguilar también dejó detalles sueltos de buen toreo.

FICHA DEL FESTEJO.- Novillos de Nazario Ibáñez, bien presentados, mansurrones, nobles y manejables a excepción del tercero. Hubo un gran novillo, el sexto, encastado y con movilidad. Segundo y cuarto también "se dejaron" aunque justos de fuerzas. Y primero y quinto, con un fondo de nobleza, sin embargo, "transmitieron" poco.

Mario Aguilar: tres pinchazos, estocada, un descabello y el novillo se echa (silencio tras un aviso); y tres pinchazos y estocada casi entera (ovación tras un aviso).

Román Pérez: pinchazo hondo y dos descabellos (silencio tras un aviso); y estocada casi entera caída (silencio).

Javier Cortés: estocada tendida y atravesada, y un descabello (aviso y ovación tras petición insuficiente); y pinchazo, estocada atravesada, dos descabellos y el novillo se echa (aviso y vuelta al ruedo tras petición en el límite).

En cuadrillas, buena brega de Julio Campano al sexto.

La plaza tuvo un cuarto de entrada en tarde de viento y mucho frío.

-----------------------

CORTÉS CALENTÓ LA TARDE

La tarde tuvo un claro protagonista: Javier Cortés. El madrileño hizo hoy su cuarto paseíllo en Las Ventas, y ha sido ésta la tarde que mejor se le ha visto. Más maduro, capaz y muy firme, sobre todo con una gran faena al novillo que cerró plaza, la única chispa de calor en una tarde de mucho frío.

El novillo tuvo calidad, casta y mucha movilidad, el único realmente bueno de toda la función, y Cortés lo toreó con prestancia y cabeza, pero sobre todo, con verdad, siempre en los terrenos del animal, cruzado y midiendo con inteligencia las distancias hasta conseguir pasajes extraordinarios.

Ya el comienzo de esta labor, con bonitos doblones por abajo, se advirtió que podía ser faena de triunfo grande. En la primera tanda de derechazos fue donde realmente comenzó lo bueno: tres series de muletazos largos y ligados, profundos y por abajo; y la plaza se calentó como no lo había hecho todavía esta temporada.

Por el pitón izquierdo al astado le costaba más arrancarse, pero Cortés, a base de aplomo, presentando la muleta muy adelantada para engancharlo y tirar de él, arrancó varios naturales de extraordinaria largura y bella ejecución. Y todo esto con un enemigo añadido, el viento, que sin embargo no mermó un ápice el arrojo y disposición del novillero.

Faena importante, de las que recordará por mucho tiempo, más aún si hubiera acertado con la espada. Ahí se perdió toda posibilidad de "tocar pelo". Dio una vuelta al ruedo de mucho peso, pero cabe destacar que si hubiera agarrado la estocada a la primera, Cortés hubiera cortado una oreja de ley, o quién sabe si las dos, pues méritos hizo de sobra.

Con su primero, el más áspero del encierro por incierto, rebrincado y protestón también anduvo Cortés con arrestos, muy por encima de la condición de su enemigo, dejando impronta de torero con oficio.

Mario Aguilar logró pasajes sueltos de cierto interés en sus dos novillos. Tiene valor este mexicano y elegancia en las formas. Torea con gusto, sabiendo en cada momento lo que hace, pero sus dos trasteos se fueron al limbo, simplemente porque los alargó mucho, hasta tal punto que le tocaron sendos avisos antes de montar la espada.

Y de Román Pérez, poco que decir. Realizó dos labores de muchos pases pero con poco poso y ajuste. En su haber, destacar una buena serie de derechazos en la apertura de faena al segundo; pero el conjunto de su actuación fue tan frío como la tarde.