Tresserras desvela la existencia de mediadores en el conflicto de arte sacro de la Franja

BELLPUIG (LLEIDA), 30 (EUROPA PRESS)

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, desveló hoy la existencia de mediadores que trabajan en el conflicto por el arte sacro que enfrenta al Obispado de Barbastro-Monzón y al de Lleida.

Al referirse al diálogo entre los gobiernos de Aragón y Catalunya, que él defiende como herramienta para solucionar el conflicto, Tresserres reconoció que él hace tiempo que no ha tratado el tema con el Gobierno aragonés, y que son terceras personas las que buscan el acercamiento.

"Yo personalmente hace unos cuantos días que no tengo conversaciones, pero sí hemos hablado con terceras personas", dijo el conseller en Bellpuig (Lleida) en una atención a los medios de comunicación en la que que evitó desvelar qué personas son las mediadoras.

"No me compete a mí porque no han sido designadas por mí y no soy yo quien tiene que hablar", respondió a los periodistas. También se mostró convencido de que "en esta historia se impondrá el sentido común y no habrá ni ganadores, ni perdedores", aunque matizó que para ello "ha de haber un clima favorable".

Como ha dicho cada vez que se ha referido al conflicto, Tresserras afirmó que su departamento tiene voluntad de llegar a un acuerdo con Aragón que tiene varios requisitos, y citó como el primero "el reconocimiento de la legitimidad de la colección", argumentando que nadie puede plantear ningún género de duda sobre cómo llegaron las piezas Museo de Lleida.

El conseller reiteró que a partir de ese reconocimiento las dos partes deben sentarse para plantear juntas cómo dar un uso lo más abierto posible al patrimonio "que no comporte la vulneración de la ley catalana de patrimonio, de la unidad de la colección, de la unidad de la gestión o las decisiones del Parlament de Catalunya ,que son las cosas que a mí particularmente me obligan".

El conseller hizo estas declaraciones tras la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Bellpuig y la Universitat de Lleida (UdL) para crear un centro de investigación sobre la historia de las identidades y sociedades en el Convento de Sant Bartomeu de esta población.

También se refirió Tresserras a la presentación en algunas poblaciones oscenses que está haciendo la editorial leridana Pagés Editors de la transcripción del dietario en el que el obispo Josep Messeguer relataba cómo adquirió en nombre del Obispado de Lleida las piezas de arte mientras estuvo al frente de la diócesis, entre 1890 y 1905.