Turismo.- La Cueva Pintada (Gran Canaria) incrementará el número de visitantes adaptando las tasas a los turoperadores

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 6 (EUROPA PRESS)

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria) modificará en breve su modelo de tasas para adecuar el sistema de entradas a las necesidades de turoperadores, empresas y agentes turísticos y poder así incrementar el número de visitantes, según informó el Cabildo insular en nota de prensa.

La obligación de pagar en metálico en el momento de acceder a la instalación era el principal escollo que impedía la llegada de excursiones organizadas de turistas, un extremo que ya no será un inconveniente al contar con la posibilidad de pagar las entradas mediante transferencia bancaria a 30 ó 60 días.

Esta medida se ha consensuado con las propias empresas que deberán formalizar un convenio por el cual se acogen a esta fórmula de pago. Hasta el momento, un total de cinco grandes turoperadores que desarrollan su actividad en la isla han mostrado su disposición a acogerse a esta modalidad de pago lo que será un acicate más para aumentar el flujo de turistas que visitan cada año el poblado prehispánico de Agáldar y su cueva policromada.

Estas y otras medidas fueron adelantadas hoy por la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Luz Caballero, que incidió en que estas iniciativas no supondrán el abandono del principal objetivo del Museo y parque Arqueológico Cueva Pintada que no es otro que "garantizar la conservación, estudio y divulgación de un bien patrimonial de inmenso valor que debe preservarse para las futuras generaciones".

Asimismo, en este paquete de medidas se incluyó la posibilidad de realizar visitas autónomas, la rebaja a 14 del número mínimo para recibir el descuento de grupo y la institucionalización del 'Día del vecino' en el que los habitantes de Gáldar disfrutarán de visitas gratuitas especiales destinadas a que "los galdenses conozcan de manera detallada la Cueva Pintada y sirvan de difusores del patrimonio arqueológico del municipio".

La consejera también comentó que se trabaja para aumentar la presencia de la marca Cueva Pintada en la señalética de tráfico de las carreteras grancanarias con la intención de reforzar la imagen de la misma como reclamo de turismo cultural para los turistas.

Caballero resaltó que, en ningún caso, la adopción de estas medidas supondrá rebasar el límite de visitantes al día establecido para garantizar la conservación de la Cueva Pintada y que se cifra en un máximo de 500 personas al día.

En este sentido, la consejera de Cultura del gobierno insular adelantó que el número de visitantes ha experimentado una mejora durante el primer cuatrimestre de 2009 con respecto al último de 2008 (un 7% con un total de 14.297 visitantes entre enero y abril), pero destacó que "hay que trabajar de manera intensa para lograr que la Cueva Pintada sea conocida por el máximo número de ciudadanos de la isla y visitantes garantizando su conservación y las labores de investigación que se realizan en el recinto".

Caballero comentó que, "pese a la inquietud de algunos sectores", el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada es el tercer museo más visitado de Canarias después de la Casa de Colón y el Museo de la Ciencia de Las Palmas de Gran Canaria, y que sus cifras son superiores a las de otros centros dedicados a la Historia y la Arqueología del Archipiélago.

Aún así, destacó que con estas medidas se pretende mejorar esas cifras aunque advirtió que "el Museo y Parque Arqueológico no es la solución a los problemas económicos de la comarca del Norte". En todo caso, Caballero animó a los empresarios y administraciones de la zona a trabajar de manera conjunta para "buscar soluciones" a los problemas que se planteen.

Por su parte, el director conservador del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, José Ignacio Sáez, señaló que la adopción de estas medidas encaminadas a "eliminar todas las dificultades derivadas de la gestión que puedan frenar el flujo de visitantes" se han adoptado "teniendo en cuenta las especiales características de un bien patrimonial que debe ser protegido a toda costa". "Se trata de flexibilizar el régimen de visitas para que nadie encuentre obstáculo alguno a la hora de visitar la Cueva Pintada", sentenció.