Una muestra fotográfica del villafranqués Pedro Espinosa muestra su visión del Congo en imágenes

VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ), 13 (EUROPA PRESS)

La muestra de fotografías denominada genéricamente 'Congo, en el corazón de África. Vivencias de un Viaje', del villafranqués Pedro Espinosa Bote, muestra en imágenes la visión del Congo del autor de la colección.

La exposición recoge veintitrés fotografías fruto del viaje que hace unos años, Espinosa Bote realizó al Congo dentro de su trabajo en el Comité de Solidaridad con África Negra. Podrá verse en la Cafetería de la Casa de la Cultura de Villafranca de los Barros (Badajoz) hasta final del presente mes de mayo.

El director del Área de Cultura de la localidad, Antonio Asuar, definió al autor en declaraciones a Europa Press como "una persona que siempre ha luchado por la libertad y los derechos humanos".

En las fotografías destaca el uso del color, su composición novedosa, porque presenta una foto dentro de otra y "el reflejo en ellas del contraste entre pobreza e ilusión", apuntó Asuar.

El también villafranqués de nacimiento y actual alcalde de Mérida, Ángel Calle, visitó la muestra como amigo de Pedro Espinosa y de su familia desde la infancia.

Calle recordó la importancia de seguir apostando por la cooperación con los desfavorecidos pese a la crisis y definió al autor como "persona de entrega a los demás sin pedir nada a cambio, referente durante años; va por el mundo difundiendo este mensaje y es lo que merece la pena".

COOPERACIÓN

El propio Pedro Espinosa, que habla con pasión del Congo, de la situación que actualmente se vive en este país y la realidad a la que se enfrentan día a día sus habitantes, anima a una cooperación desde su óptica.

El autor considera que hay que "dejar de saquearlos, irlos conociendo, e irlos acompañando en su camino, en pie de igualdad". "Recibiendo de ellos lo que nos puedan dar porque cuando les ayudamos partimos del hecho de que sólo podemos dar pero la solidaridad es dar y recibir", añadió.

"Eso se descubre cuando se entra en contacto con ellos y para que salgan a flote tenemos que acercarnos, comprendernos y empezar a devolverles algo de lo mucho suyo que les hemos ido quitando aunque no seamos responsables directos del saqueo pero sí disfrutadores de él", concluyó Espinosa.