'Zero dB', contra la música como forma de tortura

'Zero dB', contra la música como forma de tortura

'Zero dB', contra la música como forma de tortura

NUEVA YORK, 20 (Reuters/EP)

La ONG británica Reprieve, que representa a una treintena de detenidos en la base estadounidense de Guantánamo, ha pedido la colaboración de músicos estadounidenses como Eminem y Bruce Springsteen para su campaña contra el uso de la música como método de tortura, 'Zero dB'.

Reprieve lanzó esta campaña a finales del año pasado y hasta el momento ya cuenta con el respaldo de artistas británicos como David Gray, Dizzee Rascal y Massive Attack. Ahora, según Chloe Davies, representante de Reprieve y 'Zero dB', están intentando recabar el apoyo de varios músicos estadounidenses.

Durante la conferencia 'Music and Torture' organizada estos días cerca de Nueva York, Davies describió la experiencia de varios ex detenidos, incluido Binyam Mohamed, un etíope que se trasladó a Reino Unido en su adolescencia y que fue liberado de Guantánamo en febrero tras pasar casi siete años bajo custodia estadounidense y marroquí.

En los interrogatorios a los que fue sometido en Marruecos, Mohamed fue torturado físicamente. Pese a que se le sometió a cruentos castigos, como realizarle cortes en el pene, el etíope dice que lo más duro fue tener que escuchar durante días música a gran volúmen y en completa oscuridad: "Tras un tiempo, me sentía prácticamente muerto, no creía que existiera del todo".

Otro antiguo detenido en Guantánamo, Rhuhel Ahmed, pensó que el hecho de que le pusieran música del rapero Eminem era una broma de sus captores. "Después de un tiempo, cuando comenzó a alucinar, dijo entender porqué lo estaban haciendo", explicó Davies citando a Ahmed. "La tortura con música te quita el último santuario que uno tiene en su mente".

Davies indicó que Ahmed, que fue liberado de Guantánamo en 2004, ha estado tratando de contactar con Eminem para explicarle lo que le pasó, pero que no ha respondido a sus llamadas. "Todavía estamos intentando acercarnos a los grandes como Bruce Springsteen, que pensamos que podrían estar interesados (en el proyecto) por su activismo político".

"Pero es muy difícil pasar por los muros de los representantes", reconoce Davies. La campaña de Reprieve (www.zerodb.org) busca que todo aquel que lo desee se sume a su protesta silenciosa contra la música como método de tortura. "En todo el mundo se está utilizando la música como forma de tortura psicológica. Ayúdanos a poner fin a esta práctica brutal", reza la página.

Según indica Reprieve en su propia web, entre los músicos cuyas canciones se emplean para torturar psicológicamente a los detenidos figuran, además de Eminem y Bruce Springsteen, AC/DC, Metallica, Queen, Rage against the Machine, Red Hot Chilli Peppers, Britney Spears o Christina Aguilera, pero también cosas tan sorprendentes como la banda sonora de Barrio Sésamo.