Celtas Cortos: “La que se ha montado con la cobra de Bisbal a Chenoa forma parte del sainete de este país”


Lainformacion.com|

Cada 20 de abril se produce un fenómeno único en España. Un mismo grupo y su canción '20 de abril de 90' se convierten en Trending Topic durante varias horas. La melancólica y el buen rollo que trasmite esta canción ha sido capaz de unir a diferentes generaciones en torno a una misma melodía.

¿Quién diría que Celtas Cortos cumple 30 años? Pues sí, el grupo vallisoletano está de celebración y no hay mejor manera de celebrarlo que con un nuevo disco. Este 4 de noviembre se ha puesto a la venta el tercer disco en vivo de su carrera. 'In crescendo' cuenta con un CD+DVD con 20 canciones de la mítica banda en el concierto celebrado en Oviedo junto a los más de 60 músicos de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias.

Tres décadas han pasado desde que los integrantes de los grupos Páramo y Almenara unieran fuerzas para participar en un concurso organizado por una discoteca de su ciudad. Con el premio grabaron su primera maqueta y empezaron a sonar en las radios españolas.

En esta larga trayectoria, el grupo ha dejado canciones para la historia: 'Cuéntame un cuento', 'La senda del tiempo' o '20 de abril del 90' son algunas de ellas. Esta última, forma parte de la vida de muchas personas, “algún fan nos ha dicho que se ha casado un 20 de abril por lo que significaba para la pareja la canción”, relataba el violinista del grupo Alberto García. Hablamos con los tres integrantes del grupo: Alberto García, Jesús Cifuentes y Goyo Yeves.

P:¿Qué hacéis vosotros cada 20 de abril?

Celtas Cortos: “No hacemos nada especial, no quedamos a comer ni nada. Si tenemos bolo, hacemos un bolo y sino pues las ocupaciones domesticas. Es recurrente que todos los años cuando llega esta fecha la canción se convierta en Trending Topic, nos llegan felicitaciones y se monta mucho revuelo”, destacan los tres componentes del grupo.

P:¿Qué hay de cierto en la historia de la canción '20 de abril del 90'?

CC: “Sí que existe la cabaña de Turmo y sí, se llama Turmo, con 'm'. Está en el pirineo de Huesca y lo que se narra en la canción tiene una base científica y otra especulativa. Una parte es real y otra es ficción. Es una canción que habla de la melancolía y el desamor por el que mucha gente ha pasado, mucha gente se ha visto reflejada en ella y esto ha sido la clave de su éxito”.

P: ¿Cuál es vuestra canción favorita?

Alberto García: Para mi, la canción que es un retrato del grupo es 'República de Sanjes. Este era el nombre del autobús en el que viajábamos y bien podría ser un buen relato nuestro a día de hoy.

Jesús Cifuentes: Yo no puedo elegir, unas son rubias, otras morenas, pelirrojas... Yo no me puedo quedar con una. Me siento mal cuando pienso que dirán las demás si elijo a la otra. Soy polígamo de canciones.

Goyo Yeves: A mi me gustan los directos cuando metemos las mezclas instrumentales en las canciones.

P.¿Algún fan os ha contado algo curioso con vuestras canciones?

“Una pareja que vino a uno de nuestros conciertos nos dijo que se había casado un 20 de abril por todo lo que había significado para ellos nuestra canción. Creo que es una cosa que se ha repetido en más de una ocasión con nuestros seguidores. En la promo de este disco, un hombre de unos 40 años nos agradeció la rebeldía de nuestras canciones y conciertos. Ahora lleva a sus hijos a nuestros concierto”.

P: ¿Os gustaría participar en el Festival de Eurovisión?

CC: “No, nos gustaría. Estamos muy lejos de eso. No somos un grupo para eso. Nosotros vivimos en Valladolid, somos de un ciudad pequeña y para ir a Eurovisión hay que bailar y esas cosas

P: ¿Qué os ha parecido toda la polémica que se ha creado con lo de la cobra Bisbal?

CC: “A nosotros nos resbala esa forma de hacer televisión. Me parece que forma parte del sainete y de la peineta de este país. Me llama la atención el grado de interés que ha suscitado entra la población. La sangre que corre por las venas de este país se ha paralizado por un hecho como este. Un hecho tan absurdo como este me da pena y rabia por la estupidez. Crea confusión entre el publico porque ser un músico no significa subirse al escenario y cantar una canción un día. Es un teatrillo en el peor sentido de la palabra, es intoxicante.