Bob Dylan envía un discurso de agradecimiento para el acto de entrega del Nobel


lainformacion.com|
  • La Academia sueca confirma que ha recibido un escrito del genial poeta y músico. La cantante Patty Smith le rendirá un pequeño tributo al interpretar algunas de sus canciones en la ceremonia de entrega de galardones que se celebrará este viernes en Estocolmo.

  • Eso sí: el artista tiene seis meses para pronunciar un discurso, que no requiere su presencia física en Suecia y puede ser realizado a través de videoconferencia, pero es indispensable para que cobre los 900.000 dólares con los que está dotado el premio.

El genial Bob Dylan.

El genial Bob Dylan.

Durante varias semanas la Academia Sueca intentó contactar con Bob Dylan. Primero, para notificarle que había sido designado ganador del Premio Nobel de Literatura este año. Después, para convocarlo a la tradicional ceremonia de entrega de uno de los galardones más prestigiosos del planeta, que tendrá lugar este viernes en Estocolmo.

Pero el poeta y cantautor siempre guardó silencio, hasta que todos conocimos que no asistirá al acto por "compromisos previos contraídos", que hacen imposible su presencia. Eso sí, ahora sabemos que nos quedará un pequeño consuelo: ha enviado un discurso de agradecimiento que será leído ante los demás premiados en el banquete posterior a la entrega de los premios, según ha informado hoy la Fundación Nobel.

En ausencia de Dylan, podremos ver a la cantante Patti Smith, quien le rendirá un pequeño tributo desde el escenario. La Academia Sueca, a través de su cuenta oficial en Twitter, ha confirmado que la artista interpretará en homenaje a Dylan algunas de sus composiciones más célebres, como 'A Hard Rain's A-Gonna Fall'.

No fueron pocos quienes criticaron duramente la postura del cantante. Incluso, en el seno de la Academia Sueca. El escritor Per Wästberg, miembro ilustre de la entidad, llegó a calificarlo de "rudo" y "arrogante" por no asistir a los premios. Sin embargo, ahora la institución que otorga los Nobel ha decidido poner paños fríos a la polémica y desmarcarse de esos comentarios. La ceremonia debe ser una auténtica fiesta.

Bob Dylan aceptó finalmente el Nobel. Ha reconocido que la designación como más destacado exponente de la literatura mundial en 2016 le ha dejado "sin palabras". Los representantes del músico, por otra parte, ya han confirmado que actuará en Estocolmo la próxima primavera. Allí la Academia Sueca confía en que entonces pueda dar su esperado discurso.

El reglamento de la Fundacion Nobel establece que un galardonado debe pronunciar sí o sí una conferencia para poder recibir el premio y los 8 millones de coronas suecas (unos 900.000 dólares) con que está dotado el premio. De todas formas, no es necesario que acuda en persona. Puede hacerlo por videoconferencia, por ejemplo.

También es requisito indispensable que el premiado pronuncie su discurso antes de transcurridos los seis meses, a contar después del 10 de diciembre, fecha en la que se realiza la entrega de premios.

Tampoco recogió el Premio Príncipe de Asturias y el Pulitzer

No es la primera vez que Dylan 'evade' los compromisos para recibir premios. En el año 2007 ganó el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Pero decidió no acudir a la tradicional ceremonia de entrega del galardón en Oviedo: "Permítanme agradecer al Rey, al príncipe Felipe y a los españoles el haberme concedido el Premio Príncipe de Asturias. Soy consciente del enorme prestigio que este premio proporciona, así como también de la larga lista de ilustres galardonados. Es realmente un gran honor. Lamentablemente, no puedo estar ahí para recibir el premio en persona, pero espero regresar pronto a España para manifestar mi gratitud por este galardón", manifestó en aquella oportunidad.

Al genial poeta, compositor y cantante también le fue concedido un año más tarde un Premio Pulitzer honorífico por su 'profundo impacto en la música popular y en la cultura americana, caracterizado pro composiciones líricas de extraordinario valor poético'. Pero Dylan tampoco apareció por la universidad neoyorquina de Columbia, que concedía el galardón. El de Minnesota delegó en uno de sus hijos, el cineasta Jesse Dylan, esa tarea.