Omran, rescatado tras los bombardeos, imagen del horror de la batalla de Alepo


  • Omran fue rescatado de los escombros después de los bombardeos llevados a cabo por la coalición formada por Rusia y el régimen sirio de Bachar El Asad. 

  • La batalla por el control de Alepo es la madre de las batallas en la larga guerra en Siria. Importante para el régimen y para los rebeldes.

Omran, nueva imagen del horror sirio

Omran, nueva imagen del horror sirio

Etiquetas

Sin derramar una lágrima e incapaz de comprender el por qué de tanta barbarie. Omran Daqneesh se ha convertido en la nueva imagen del horror que significa la batalla de Alepo. Las imágenes, difundidas por el grupo activista rebelde Aleppo Media Center (AMC), muestran a este pequeño cubierto de polvo y ensangrentado en la parte de atrás de una furgoneta.

Según AMC, Omran fue rescatado de los escombros después de los bombardeos llevados a cabo por la coalición formada por Rusia y el régimen sirio de Bachar El Asad que intenta acabar contra los rebeldes. Se estima que estos ataques aéreos han dejado al menos 52 muertos y decenas de heridos, entre ellos Omran. 

De los escombros también fueron rescatados otros cinco menores y tres adultos heridos durante el ataque al barrio de Qaterji. Pero la historia de Omran, de cinco años, es la que ha quedado inmortalizada, descalzo y solo, debido al aumento de bombardeos que están causando estragos a la población civil. En el vídeo se le ve impávido, acostumbrado al horror. Sentado en la ambulancia se toca la sangre que le cubre el rostro y trata de limpiarse la mano en el asiento.

Tras ser atendido en el hospital por las lesiones en la cabeza, el menor fue dado de alta. No se sabe nada sobre sus padres. Un médico envió a un corresponsal de The Telegraph una foto tras ser curado, en la que se ve al pequeño con una venda en la cabeza y la mirada triste. Y es que Omran, de cinco años, ha pasado su vida rodeado de la miseria de la guerra, ya que esta batalla comenzó en 2011.

La batalla de Alepo, la más larga de Siria

La batalla por el control de Alepo es la madre de las batallas en la larga guerra en Siria. Importante para el régimen y para los rebeldes, empezó a la par que la contienda en 2011, pero puede transformarse en una guerra de desgaste sin vencedores y la población civil como gran perdedor.

La batalla la libra el Ejército de la Conquista (Jaish al Fateh), principal fuerza que lucha contra el régimen que aglutina a una decena de facciones yihadistas y rebeldes apoyadas por Arabia Saudita, Catar y Turquía. Entre estos grupos se destaca la organización yihadista Fateh al Sham (ex Frente al Nosra, que se desvinculó recientemente de Al Qaeda) y los salafistas de Ahrar al Sham.

Del lado del régimen, la batalla de Alepo corre a cargo del ejército y de las milicias de las Fuerzas de Defensa Nacional (FDN), así como de los combatientes procedentes de Irán, Irak y del Hezbolá libanés. Para el régimen, si Alepo cae, "entrará en una dinámica de victoria".