Aborto.- Centenares de personas se concentran en Málaga contra la reforma de la Ley del Aborto

Etiquetas

MÁLAGA, 29 (EUROPA PRESS) Centenares de personas participaron hoy en Málaga capital, en la céntrica plaza de la Constitución, en una concentración contra la reforma de la Ley del Aborto, que "sólo traerá más muertes y más sufrimiento para miles de mujeres", declararon. Con pancartas y camisetas donde se leían mensajes como 'Derecho a vivir: zona libre de pena de muerte', a este acto acudieron numerosas familias con sus hijos y pudieron escucharse frases como 'No es un grano, es un ser humano'. La coordinadora en Málaga capital de 'Derecho a vivir', Concepción Porta, una de las organizaciones convocantes, aseguró que durante la hora y media que estuvieron en la plaza de la Constitución recogieron 1.562 firmas, tanto contra la reforma de la Ley del Aborto como contra la reforma de la Ley de Adopción. De igual modo, la representante de 'Derecho a vivir' informó a Europa Press de que se repartieron 300 globos y más de 2.000 pegatinas, así como otros tantos folletos. MANIFIESTO Durante el acto, niños y una estudiante de Medicina leyeron un manifiesto, en el que destacaron que "a día de hoy existe la evidencia científica de que desde el momento de la fecundación existe una vida humana digna de ser respetada y protegida. Ante este hecho se puede afirmar que el aborto supone la muerte violenta de un ser humano y un terrible drama para la mujer que lo sufre". "El número de abortos practicados en España supera ya el millón y, sin embargo, sigue sin ofrecerse ninguna información ni ayudas sociales a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles, mientras que sí existe financiación para que vayan a abortar", apuntaron. Según añadieron en el manifiesto, "ahora el Gobierno pretende aprobar un ley de aborto libre, que deja al no nacido completamente desprotegido y abandona a la mujer ante sus problemas empujándolas al aborto. Además, considera a los enfermos y discapacitados como seres humanos de segunda categoría, permitiendo que puedan ser eliminados antes de nacer". Exigieron, por tanto, que las leyes "protejan el derecho a vivir y a ser madre, amparando la vida en todo momento y circunstancia y ayudando a las mujeres embarazadas a superar cualquier problema que un embarazo imprevisto pueda generarles" y que "se respete el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario para que pueda cumplir con su compromiso de defender y cuidar la vida y la salud desde el mismo instante de la concepción".