Aborto.- El magistrado de la AN José Luis Requero asegura que una ley de plazos sería "contraria a la Constitución"

Sostiene que con la reforma "más que ganar en seguridad jurídica, se trata de ganar en impunidad" BADAJOZ, 27 (EUROPA PRESS) El magistrado de la Audiencia Nacional José Luis Requero Ibáñez aseguró hoy que una ley de plazos del aborto en España sería "con la doctrina del Tribunal Constitucional en la mano, contraria hoy día a la Constitución", una posición, dijo, mantenida desde el sistema de indicaciones del año 85. Además, Requero consideró que con la reforma legal que se ha emprendido "más que ganar en seguridad jurídica se trata de ganar en impunidad". El magistrado sostiene que "no existe una justificación, ni mucho menos, desde el punto de vista jurídico, o algo que aconseje una reforma jurídica de la ley del aborto". "Se ha dicho que era necesaria para dar seguridad jurídica a las clínicas y las mujeres, y no hay ninguna necesidad porque la ley vigente, con todo lo que tiene de negativo, es muy clara, y lo que hay que hacer es cumplirla", subraya el jurista, quien por tanto, entiende que con la reforma "se trata de ganar en impunidad". Para Requero "la mayoría de estas clínicas actuaban al margen de la ley y lo que se trataría es de que eso que hacían al margen de la ley pase a ser ya legal". José Luis Requero hizo estas declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de participar, junto al catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Extremadura, Manuel Pérez Miranda, en una conferencia titulada 'Aborto: una verdad silenciada' organizada por la Plataforma Derecho a Vivir en Badajoz. Así, el magistrado señaló que en su intervención iba a analizar desde el punto de vista jurídico la "situación actual, que data del año 85, para explicar en qué consiste el sistema de indicaciones y abordar el proyecto que se está gestando de la llamada 'ley de plazos', con las consideraciones que el Tribunal Constitucional hizo en su momento". Al respecto, insistió en que "con la doctrina del Tribunal Constitucional en la mano" una legislación basada en plazos será "contraria hoy día a la Constitución". "LIBÉRRIMA" DECISIÓN DE LA MADRE Por otro lado, Requero Ibáñez abundó en que "no se esconde" que la reforma puede ser "muy tributaría de los postulados del feminismo radical, donde se va sencilla y llanamente contrariando la doctrina del Constitucional", sobre "que el hecho de abortar dependa exclusivamente de la libérrima gestión de la madre, cuando el Tribunal (Constitucional) dijo que eso no sería conforme" con la Carta Magna. Concluyó que lo que "parece previsible", ante la doctrina del TC, que "algún partido político recurra esa hipotética ley y que el Tribunal Constitucional se encuentre en la tesitura de reafirmar o modificar su doctrina". "Si la modificase --advirtió-- tendría que hacer un salto mortal con tirabuzón en el aire, porque la doctrina es muy clara; y es más, hasta hace bien poco todo el mundo estaba convencido de que el sistema español impedía una ley de plazos y ya veremos como el Tribunal Constitucional puede cambiar ese criterio apelando a razonamientos bastante etéreos como que la mentalidad ha cambiado o que la legislación en Europa debe homogeneizarse", ya que son, dijo, "los argumentos que más se han invocado en los últimos tiempos, pero lo va a tener muy difícil". En cuanto a la posibilidad de que la legislación española contemple el aborto sin consentimiento paterno para las mayores de 16 años, el magistrado de la Audiencia Nacional, afirmó que "se baraja la posibilidad de retirar esta previsión, que fue a petición expresa de las clínicas abortistas, porque de hecho muchas estaban ya practicando abortos" a estas chicas "a base de certificados manipulados". "Y expresamente en la comisión del Congreso de los Diputados pidieron ellos que expresamente", en referencia a las clínicas, "se incluyese el aborto sin autorización paterna", apostilló. VIDA Y FECUNDACIÓN Por su parte el catedrático de la UEx señaló que en su intervención iba a presentar "desde el punto de vista médico hechos científicamente demostrados y datos objetivos desde el ámbito científico, sobre la problemática del aborto". Manuel Pérez dijo que esto conlleva "hablar de la evidencia científica que hay sobre cuando comienza la vida, sobre los diversos métodos que hay de producir abortos y sobre las diversas encuestas y estadísticas publicados por el Ministerio de Sanidad en 2007 y compararlas con la evidencia europea y mundial". Pérez dijo que es evidencia "científica y demostrada que la vida comienza en el momento de la fecundación, cuando aparece un nuevo ser independiente y genuino que tiene un carné de identidad perfecto que es el del DNA, y que desde el momento mismo que empieza a dividirse empieza a mandar mensajes a la madre para que adapte su sistema inmunológico al del nuevo ser". Finalmente, y cuenta a los datos estadísticos y comparativos con el resto de Europa, Manuel Pérez declaró que "lamentablemente hay que decir" que España va " muy a la cola", ya que en Europa "hace 5 años en una población de cerca de 4 millones de habitantes se producían 1,7 millones de abortos y ahora un millón escasamente", y en el territorio español "hace 5 años se producían escasamente 600.000" y ahora se va por "1,3 millones". Añadió que el dato referido a las mujeres menores de edad que abortan en España "escandaliza y asusta porque es una de las cosas que está incrementando más"; como dato aportó que "en los últimos cinco años han pasado de representar el 15% a ser el 20% de las mujeres que abortan". Explicó que eso "quiere decir que las más indefensas y menos reflexivas, las que son fácilmente influenciables, están siendo víctimas de la manipulación del aborto".