Aborto.- Unas 3.000 personas se manifiestan en Zaragoza contra la reforma de la Ley del Aborto

ZARAGOZA, 29 (EUROPA PRESS) El delegado provincial de la Asociación Derecho a Vivir, Antonio González, indicó durante la concentración celebrada en la Plaza del Pilar de Zaragoza, en señal de repulsa a la reforma de la Ley del Aborto anunciada por el Gobierno central, que "la vida de los nacidos cada vez vale menos en España". A esta concentración asistieron unas 3.000 personas, según los organizadores. Convocada por la Asociación Derecho a Vivir, Hazte Oír y otras organizaciones, esta concentración, en la que los asistentes han coreado 'Vida sí, aborto no', se enmarca en los actos de la Semana de la Vida. Antonio González explicó que "en el anuncio de ley que hizo la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, hay cosas que recuerdan a épocas pasadas que no deberían volver, como es el aborto eugenésico que llevaron a cabo los nazis buscando el perfeccionamiento de la raza". De la misma manera, el delegado provincial de Derecho a Vivir comentó que "no queremos la criminalización de la mujer, que está en una situación suficientemente grave cuando al llevar en el seno un ser toma la decisión de matarlo y en muchas ocasiones sufre el síndrome post-parto, que es algo que calla la trama pro-aborto". En su opinión, "se trata de que el Estado vea que en vez de facilitar la situación de matar a un inocente es mucho más sencillo trabajar para dar soluciones a las mujeres embarazadas". Por otro lado, Antonio González agregó que "el hecho de que una persona sea distinta no justifica que no tenga derecho a la vida". A modo de ejemplo indicó que José Luis Rodríguez Zapatero "debería acordarse de la joven con síndrome de Down que participó en el programa de televisión 'Tengo una pregunta para usted' que preguntó al presidente si le daría trabajo". Por el momento, las "únicas soluciones" en Aragón para las mujeres embarazadas que no quieren hacerse cargo de sus hijos son las que proponen la Asociación Ainkaren Casa Cuna, la Red Madrid, que ofrece servicios de acogida, y el Teléfono por la Vida, que da asesoramiento. Respecto a la Asociación Ainkaren Casa Cuna, Antonio González destacó su papel, a pesar de que "se está viendo en una situación bastante complicada después de que el Ayuntamiento de Zaragoza retirara las subvenciones a las entidades sociales". En esta línea, González informó de que Ainkaren Casa Cuna "está trabajando con 45 personas, muchas de ellas niños recién nacidos que han sido recuperados, porque sin la ayuda de la asociación las madres habrían abortado". El delegado provincial de Derecho a Vivir anunció que a finales del próximo mes noviembre tendrá lugar en la capital aragonesa el Congreso Pro-vida.