Aído dice que el debate que plantean los grupos provida "está superado"

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, manifestó hoy, en relación con las manifestaciones que tuvieron lugar en toda España contra la reforma de la ley del aborto que estudia el Gobierno, que el debate que plantean los grupos provida "tuvo lugar hace un cuarto de siglo y está ampliamente superado por la sociedad" al tiempo que les preguntó "por qué no se han manifestado durante este tiempo". Tras las reuniones que mantuvo con la Asociación de clínicas acreditadas para la interrupción voluntaria del embarazo (ACAI) y con la Sociedad Española de Contracepción y Fundación Española de Contracepción, Aído mostró su "máximo respeto" por todas las manifestaciones, aunque mostró su deseo de conocer "los aspectos que no comparten de un proyecto de ley que todavía no se conoce". Sobre el encuentro con ACAI, la titular de Igualdad destacó su coincidencia en la necesidad de modificar la ley así como de que vaya acompañada de una estrategia de salud sexual y reproductiva. También acordaron "garantizar el acceso en igualdad de oportunidades en todo el territorio dentro de la sanidad pública". Según Aído, el encuentro constató "la necesidad de avanzar hacia una ley más equilibrada, que solvente lo problemas de la legislación vigente y sea equiparable a las leyes que tienen en esta materia los países del entorno". Asimismo, añadió que su deseo es "reducir el número de embarazos no deseados con más prevención, información y educación", además de "protección, garantías y seguridad jurídica para la mujer y los profesionales". En todo caso, Aído afirmó que el Gobierno quiere que no se produzcan abortos "fuera de la legalidad". "Se perseguirán los abortos que se produzcan de manera clandestina e ilegal" agregó. Por su parte, el presidente de ACAI, Santiago Barambio, propuso a la ministra una ley de plazos de 24 semanas, porque la de 14 "deja fuera a un colectivo de mujeres, que precisamente son vulnerables". En caso de diagnóstico tardío de malformaciones, Barambio apostó por no establecer límite y que la decisión la tome un comité en 48 horas. También defendió que no haya límite "cuando un bebé no vaya a tener una vida digna". Sobre la manifestación de ayer, añadió que "no están en contra de las manifestaciones", pero mostraron su desacuerdo con que grupos provida "vayan a molestar a las clínicas". "Parece como si sólo quisiésemos hacer Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) porque forma parte de nuestra religión, y no es así", concluyó. Por otra parte, el presidente de la Fundación Española de Contracepción, Ezequiel Pérez, apostó por la educación sexual obligatoria en las escuelas, ya que "los países que lo han hecho de esta manera han obtenido buenos resultados".