Cospedal sostiene que la Constitución "no permite de ninguna manera" el "aborto libre" que recoge la reforma

SESEÑA (TOLEDO), 18 (EUROPA PRESS)

La secretaria general del PP y presidenta regional del partido, María Dolores de Cospedal, sostuvo hoy que la Constitución española "no permite de ninguna manera" una parte del "aborto libre" que recoge el proyecto de ley de reforma del aborto, e incluso aseveró que la doctrina del Tribunal Constitucional dice que "tiene que obedecer a unos casos concretos", por lo que habrá que ver "cómo termina" en las Cortes "y qué es lo que se discute".

A preguntas de los medios, antes de participar en un acto con afiliados y militantes en Seseña (Toledo), De Cospedal criticó que lo que esté defendiendo el PSOE sea un proyecto de ley "que permite de unas niñas que no pueden comprar tabaco en un estanco puedan abortar sin que lo sepan sus padres", algo que "vulnera, además, el texto que tenemos" actualmente.

Respecto a las declaraciones de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, tras la reunión del Comité Federal del PSOE y del acto que celebró el pasado viernes en Toledo, afirmando que van a sacar adelante el texto, De Cospedal cuestionó "si los diputados y senadores que representan a todas las provincias de Castilla-La Mancha, como ha apuntado Barreda, votan en contra del proyecto de ley del aborto en el Congreso de los Diputados y en el Senado".

Habrá que ver, señaló, "si se hacen eco de lo que dijo Barreda el otro día o ver si todo esto es una manera de tapar las cosas o de quedar bien" pues "luego, cuando hay que dar la cara, que se da con los votos, pues nada de nada", añadió la secretaria general del Partido Popular.

En este sentido, y a propósito de un encuentro con un farmacéutico de Seseña, con el que se cruzó tras inaugurar la sede del PP en el municipio toledano, De Cospedal indicó que este profesional le comentó que el colectivo está "muy orgulloso de cumplir a rajatabla la ley del medicamento y que no se explica cómo es posible que se puedan dispensar determinados medicamentos con claras contraindicaciones contra la salud a menores, a niñas de 16 años sin que ni siquiera lo sepan sus padres".

"Ellos como profesionales de la sanidad están radicalmente en contra, ni siquiera me ha hecho una consideración moral o ética, me ha hecho una consideración sanitaria", la de que "es un auténtico disparate y una barbaridad jurídica que se pueda hacer esta posibilidad", argumentó la secretaria general del PP.