El cardenal Amigo rechaza el recurso a la contracepción, esterilización y aborto y defiende la familia

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, ha expresado su rechazo a la contracepción, la esterilización y el aborto, frente a todo lo cual defiende a la institución familiar y su derecho a elegir el número de hijos a procrear.

En su carta pastoral con ocasión del 1 de mayo, festividad de San José Obrero y Día de los Trabajadores, Amigo Vallejo señala que, entre los derechos de la familia, figura el derecho "inalienable" de fundar una familia y decidir sobre el intervalo entre los nacimientos y el número de hijos a procrear, lo que "excluye el recurso a la contracepción, la esterilización y el aborto".

En la carta, titulada 'Derechos sociales y caridad política. Una renovada pastoral obrera' y consultada por Europa Press, defiende también que las familias "tienen derecho a un orden social y económico en el que la organización del trabajo permita a sus miembros vivir juntos, y que no sea obstáculo para la unidad, bienestar, salud y estabilidad de la familia, ofreciendo también la posibilidad de un sano esparcimiento".

En este sentido, el cardenal Arzobispo de Sevilla asegura que las familias "tienen el derecho de poder contar con una adecuada política familiar por parte de las autoridades públicas en el terreno jurídico, económico, social y fiscal, sin discriminación alguna".

Al hilo de ello, Amigo Vallejo pone de manifiesto que "ni se puede prescindir de la familia ni privarla de los derechos que le corresponden, ni tampoco que sean otros organismos quienes asuman las funciones y competencias que son exclusivas de la familia".

Así, el cardenal Arzobispo señala que el Estado, la Iglesia o la sociedad "ayudan, amparan, protegen y facilitan los medios, pero es la familia quien debe tener el protagonismo de su propio desarrollo", reseñando que "solamente, y de una manera subsidiaria, otros organismos podrían asumir esas competencias propias de la familia, como son la libertad de elección, la paternidad responsable, la educación de los hijos o la formación ética y religiosa".