El cardenal arzobispo de Barcelona pide que las leyes "fomenten la vida"

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, mostró hoy su rotundo rechazo a la reforma de la ley del aborto que propone el Gobierno así como la distribución en farmacias y sin receta de la pastilla del día después. "La sociedad debe hacer leyes que fomenten la vida", aseguró, tras considerar que esta pastilla es abortiva porque impide la implantación del embrión en el útero materno y desde el primer momento ya hay un ser humano que "merece el respeto de todo ser humano".

En una entrevista a Catalunya Informació recogida por Europa Press, Martínez Sistach hizo un llamamiento a crear una sociedad más humana porque entiende que la vida humana es lo más importante. "Estamos perdiendo el norte", lamentó.

Preguntado por si la Iglesia acudiría a los tribunales, como ha anunciado E-Cristians para evitar la venta de esta pastilla sin receta, Sistach dijo que no tiene constancia de si la Conferencia Episcopal se lo ha planteado, pero animó a toda institución que tenga capacidad para presentar un recurso a hacerlo. "Si considera que no fomenta la protección de la vida, que lo haga".

No obstante, el cardenal arzobispo constató que previo a recursos se deben crear leyes que fomenten la vida y, sobre todo, que apuesten por una auténtica formación de adolescentes y jóvenes, ya que según él, abortar supone un duro trauma para la madre y jóvenes que deciden abortar. "¿Qué sociedad estamos construyendo", se preguntó. "Esto es como un teatro".

Preguntado por el contenido de la ley dijo: "¿Cómo puede se puede abortar a los 16 años sin consentimiento de los padres, sin que lo sepan; dónde estamos?". Además, tildó la reforma de la ley de dolorosa. "Es el aborto libre", sentenció. También lamentó que muchas madres decidan poner fin a un embarazo cuando saben que el feto tiene algún tipo de problema y explicó que tiene una sobrina con Síndrome de Down que ha servido para unir aún más a su familia.

"La sociedad debe respetar la vida humana, sea como sea, porque todos tenemos limitaciones. Sino podrían vivir unos cuantos en una sociedad egoísta y hedonista", declaró.

Ante este contexto, Martínez Sistach reclamó al Gobierno español que reflexione y mire por el bien de la sociedad, su presente y futuro. "Pido a todos los políticos, con una tarea muy noble y necesaria --ya lo decía Pius XI que era la expresión más sublime de la caridad cristiana -- que no piensen sólo en elecciones y votos", afirmó.