El Gobierno critica a Cañizares por comparar aborto y abusos

MADRID (Reuters) - El Gobierno calificó el jueves de "irresponsables" unas declaraciones del cardenal Antonio Cañizares en las que asegura que no son comparables los casos de abusos a menores ocurridos en Irlanda en el seno de escuelas católicas con la "destrucción" de 40 millones de vidas humanas a través del aborto.

El cardenal arremetió contra la nueva Ley del aborto que impulsa el Gobierno y aseguró que los años de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Ejecutivo han provocado un "cambio cultural muy grande" que atenta contra los cimientos de la sociedad.

"Comparar una situación con otra es irresponsable y completamente inadecuado, sobre todo en una persona que ocupa una posición como la del arzobispo Cañizares", dijo la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en declaraciones a medios.

"Estamos hablando de asuntos completamente diferentes. Es muy grave que se compare una cosa con la otra. Los abusos sexuales normalmente se cometen en menores, son normalmente las personas que son objeto de abusos, y además se cometen por supuesto contra su voluntad, afectan de una manera absolutamente terrible para el resto de su vida", agregó.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo en declaraciones recogidas por RNE "es una comparación, como poco, muy poco afortunada. Le haría bien hacer una reflexión sobre este asunto", y lo calificó de "sencillamente espantoso".

Un informe presentado la semana pasada en Irlanda reveló que sacerdotes golpearon y violaron a niños durante décadas de abusos en instituciones católicas de ese país, aunque no identificó ni acusará a los autores.

"No es comparable lo que pueda haber ocurrido en Irlanda (...) con lo que está ocurriendo en el aborto. Más de 40 millones de seres humanos destruidos legalmente, cuando la legislación tendría que apoyar el derecho y la justicia", dijo Cañizares, cardenal prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, durante una entrevista con TV3 el miércoles en Roma.

"No es comparable lo que haya podido ocurrir en Irlanda en unos cuantos colegios, aunque es totalmente desechable y condenable esas conductas, de las cuales tenemos que pedir perdón", agregó.

La Comisión para la investigación de estos abusos fue puesta en marcha por el Gobierno irlandés en el año 2000 y durante la misma se entrevistó a más de mil personas que estuvieron internadas en 216 instituciones, entre ellas hogares para niños, hospitales y escuelas.

En España, el proyecto de reforma del aborto ha levantado ampollas y ha recuperado el debate sobre si se trata de un atentado contra la vida.

El Gobierno dio luz verde hace dos semanas a esta propuesta que permitirá interrumpir libremente el embarazo en las primeras 14 semanas y suprimirá el permiso paterno para que una joven mayor de 16 años pueda abortar.

La ley de plazos introducida permite también el aborto libre hasta las 22 semanas si hay riesgo grave para la vida o la salud de la madre o graves anomalías en el feto.