El PP recurrirá la ley del aborto ante el Constitucional

MADRID (Reuters) - El Partido Popular anunció el viernes que recurrirá ante el Tribunal Constitucional la ley sobre el aborto cuyo borrador fue presentado ayer por el Gobierno que, entre otras cosas, permitirá a una joven mayor de 16 años interrumpir un embarazo sin el consentimiento paterno.

El líder de la formación conservadora, Mariano Rajoy, considera que el proyecto de ley, que liberaliza la interrupción del embarazo en las primeras 14 semanas de gestación, es "oportunista" y pretende "distraer de lo único que le importa a los españoles", los problemas económicos actuales.

"Yo votaré que no (en el Congreso) y yo llevaré esta ley al Tribunal Constitucional", dijo Rajoy en un acto político en Córdoba.

La ley de plazos que introduce la ley establece además la posibilidad de abortar hasta la semana número 22 si hay grave riesgo para la vida o la salud de la madre o anomalías en el feto y sin límite médico con anomalías muy graves o incurables o cuando los especialistas lo consideren pertinente.

El punto más polémico de la norma, contra la que también se han pronunciado los obispos y las asociaciones provida, es que permite a las mayores de 16 años decidir, sin necesidad de autorización de los padres, interrumpir libremente el embarazo.

"Es inaceptable que un padre o una madre que tenga que autorizar a una hija para ir de excursión, vea como una hija puede abortar sin el conocimiento y sin el consentimientode sus padres, es inaceptable e inmoral", dijo el líder del principal partido de la oposición.

Los detractores de la ley consideran que la nueva ley aumentará el número de abortos, que fue en España de 112.000 en 2007, pero el Gobierno defiende la medida al considerarla una equiparación de derechos.

"Una cosa es el ámbito de las emociones, de los sentimientos (..) y otra cosa es lo que corresponde al Gobierno, que es garantizar derechos y tratar de equiparar derechos en nuestro marco jurídico", dijo el viernes la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, a RNE.

El aborto se despenalizó en España en 1985 en tres supuestos: por una violación, por graves taras al feto o si hay peligro para la vida de la madre o su salud física o psíquica.