Gómez: "El aborto es un derecho, no es un pecado, ni un delito y vale ya de imponer creencias personales y religiosas"

Dice a Aguirre, la "gran encubridora", que "su obligación política y moral no es tapar sus vergüenzas y su corrupción, sino ser transparente y depurar responsabilidades" MADRID, 28 (EUROPA PRESS) El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, subrayó hoy que el aborto "es un derecho, no es un pecado y no es un delito", al tiempo que defendió que es necesario reformar la Ley de interrupción del embarazo "para dar seguridad jurídica a las mujeres y para decir claramente que es su derecho decidir cuándo y con qué frecuencia quieren ser madres". Durante un acto celebrado sobre la Igualdad en la Unión Europea al que asistió el cabeza de lista del PSOE a las elecciones a la Eurocámara, Juan Fernando López Aguilar, el líder de los socialistas madrileños planteó que el PSOE promueve con esta reforma, en definitiva, "la libertad de las mujeres para decidir sobre su cuerpo". "Vale ya de una derecha hipócrita, de una derecha que es portavoz de los sectores más intransigentes de la sociedad. Vale ya de imponer creencias personales y religiosas a toda la sociedad española. Vale ya, tiene que haber una respuesta ciudadana", manifestó. En este sentido, Gómez recordó que los derechos de las mujeres han sido perseguidos por el Gobierno Esperanza Aguirre y el Partido Popular, "por ejercer legítimamente su derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo". El secretario general del PSM subrayó que el acto de hoy es importante porque es un acto en alguna medida "identitario" de los valores socialistas en defensa de los derechos y la igualdad, pues el "socialismo es sinónimo de lucha contra la discriminación, es sinónimo de igualdad". "Nuestra historia es la historia de hombres y mujeres que han luchado por una sociedad más justa y por más derechos de ciudadanía", destacó. NO RESIGNARSE "Defender la igualdad significa no resignarse y dedicar todos los esfuerzos para que la igualdad del mercado laboral entre hombres y mujeres sea una realidad. Hoy en Madrid la tasa de ocupación femenina es muy inferior a la tasa de ocupación masculina. Es un reto conseguir que la igualdad jurídica se convierta en igualdad real, que las mujeres cobren lo mismo que los hombres por los mismos trabajos. Es un reto que la precariedad laboral no azote en mayor medida a las mujeres", indicó. Así, Gómez destacó que defender la igualdad es apostar, como hicieron los socialistas, por el matrimonio entre personas del mismo sexo; aprobar, como hizo el Parlamento a instancia de los socialistas, la Ley de igualdad de género; apoyar la Educación para la ciudadanía, que es un instrumento eficaz contra la violencia machista; pero también es crear escuelas infantiles, que son imprescindibles para conciliación para la vida familiar y laboral. "Especial orgullo nos da la futura Ley de igualdad de trato y la Ley contra la discriminación en el empleo y la ocupación por motivos de religión, sexo, discapacidad, edad, orientación e identidad sexual, una ley que nos va a situar a la cabeza de Europa", añadió el líder socialista. Por ello, defendió que es necesaria también una Europa de progreso y "España debe ser el próximo 7 de junio la punta de lanza del progresismo en Europa", algo de lo que se mostró convencido a tenor de que el PSOE cuenta con "el mejor proyecto", la gente de su lado y "al mejor candidato que se llama Juan Fernando López Aguilar". Gómez se dirigió al cabeza de lista de su partido: "Ten claro que Madrid se va a portar el 7 de junio, ten claro que en Madrid se va a hacer la aportación definitiva a la victoria socialista de las próximas elecciones europeas porque en Madrid conocemos bien al PP, porque tenemos lo peor de la derecha española". Y así, comenzó el ataque contra el Gobierno de Esperanza Aguirre. "En medio de una crisis económica sin precedentes, cuando todos los gobiernos y todas las administraciones deberían arrimar el hombro para salir cuanto antes de la crisis, a Esperanza Aguirre, en vez de arrimar el hombro y trabajar para reducir el paro en esta región, no se le ocurre otra cosa que llevar a la región, además de a la crisis económica, a una crisis moral y política que no tiene precedente". "No ha tomado ni una sola medida hasta la fecha para luchar contra paro, pero eso sí, tiene toda una estructura pagada con fondos ciudadanos para espiarse los unos a los otros", resaltó. "El PP es un partido roto, en descomposición interna, que lleva su crisis interna a las instituciones", insistió. A su juicio, el PP no ha tomado ni una sola medida para ayudar a las pymes, autónomos o ayuda a las familias, pero eso sí, Aguirre "dedica muchos esfuerzos para tapar lo que ya es una corrupción masiva en todas las instituciones que gobierna". Así, recordó que han tenido que dimitir tres alcaldes del PP, un consejero, un ex alcalde y están imputados varios diputados y ocho cargos del PP. "Eso ha colocado a Aguirre como la gran encubridora. Y yo le quiero decir que su obligación política y moral con los madrileños no es tapar sus vergüenzas y su corrupción, sino ser transparente con los madrileños, su obligación es depurar responsabilidades, pero solo si ella no tiene nada que ocultar". "Y yo empiezo a dudarlo seriamente", sentenció. Por otra parte, Gómez apuntó que las familias madrileñas necesitan préstamos e hipotecas pero Aguirre "utiliza la mejor institución financiera que es Caja Madrid para matarse a brazo partido con su peor enemigo que es Alberto Ruiz-Gallardón". "Yo les digo que no es momento de ocuparse de sus intereses políticos personales, no es momento de que se partan el brazo las dos facciones del Partido Popular, sino que es el momento de utilizar todos los instrumentos para superar la crisis. Y si no son capaces de gobernar, que se vayan, porque los madrileños no se merecen estos gobiernos", manifestó. "El 7 de junio va a haber una importante victoria socialista también en Madrid pero en 2011, tiene que ser el año de cambio político en Madrid, no sólo por una confrontación de modelos ideológicos, sino porque es necesario un gobierno que sea capaz de crear políticas que generen empleo, que sea capaz de mejorar la sanidad madrileña, de apostar por la educación, las universidades y situar a Madrid entre las diez regiones líderes de Europa y porque ha llegado la hora de devolver la decencia, la dignidad, la honradez y la honestidad a todas las instituciones", concluyó.