Junta elude contestar si comparte las declaraciones de Aído sobre que un feto de 13 semanas no es un ser humano

El PSOE asegura que el PP está realizando una "cruzada" contra Aído y que sus tres únicos "pecados" son ser mujer, andaluza y socialista

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, eludió hoy contestar si el Consejo de Gobierno comparte las declaraciones de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, sobre que un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no un ser humano, tras ser preguntada por la diputada del PP Patricia del Pozo en el Pleno del Parlamento andaluz.

La titular del ramo aseguró que en el seno del Consejo de Gobierno no se ha abierto ningún debate para conocer la opinión de sus miembros sobre esta cuestión. No obstante, sobre el anteproyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo, Navarro aseguró que el PP ha leído de manera "sesgada" dicho texto.

Asimismo, indicó que el PP retoma hoy un debate que "ya está superado" y criticó que cuando los populares estuvieron ocho años al frente del Gobierno de la Nación no cambiaran "ni una coma" de la Ley del Aborto. Además, destacó que durante el citado periodo se multiplicó por dos el número de interrupciones voluntarias de embarazos en España.

Por su parte, la diputada del PP-A Patricia del Pozo consideró "increíble" que el Gobierno de la Nación sea capaz de cuestionar la existencia del ser humano para conseguir sus objetivos. "Con esos disparates atacan los sentimientos de millones de familias y nos hacen daño a las mujeres", aseguró la diputada, quien dijo sentirse "avergonzada" de tener una ministra como Bibiana Aído.

Además, aseguró que si Aído hubiera formado parte de otro gobierno de la Unión Europa habría sido destituida en "24 horas" después de haber realizado tales declaraciones. "Aquí no pasa nada, ya que en vez de que Zapatero saliera a corregirla, nos dijo que no podemos interferir en la decisión de una menor de abortar", agregó Del Pozo, quien aseguró que en la mayoría de los países europeos las menores necesitan el consentimiento paterno para abortar.

Por último, sostuvo que con este anteproyecto de ley se está "atacando" la sensibilidad de las mujeres y destacó que numerosos miembros del PSOE han mostrado su disconformidad con el texto. "Ni con uno, ni con diez proyectos de ley como éste van a conseguir frenar los abortos, ya que la solución está en la prevención", concluyó.

AIDO, "UNA MÁRTIR"

Por su parte, en otra pregunta oral formulada en el Pleno del Parlamento por el PSOE sobre la misma cuestión, la diputada Verónica Pérez aseguró que el PP está convirtiendo a la ministra de Igualdad en una "mártir" y que está llevando a cabo una "cruzada" contra su persona.

"Los únicos tres pecados que ha cometido Aído son ser mujer, andaluza y socialista", afirmó la diputada del PSOE, quien indicó que el anteproyecto responde a un compromiso electoral del PSOE y a una "deuda pendiente" con las mujeres para equipar sus derechos con el del restos de países de la UE.