La Fiscalía pide a Educación que garantice "la educación en valores democráticos" en Adoratrices

LOGROÑO, 08 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha pedido a la Consejería de Educación que garantice la educación "en valores democráticos y constitucionales" en Adoratrices. Es por ello que se insta a adoptar las "medidas necesarias" para que los responsables del colegio de Logroño cumplan con este cometido tras la proyección a alumnos menores de un vídeo anti-abortista. No obstante, se la Fiscalía subraya que este derecho no es incompatible con la impartición de una enseñanza religiosa y moral acorde con el ideario de este centro católico.

Con este requerimiento al Gobierno de La Rioja el Fiscal Superior de La Rioja, Juan Calparsoro, ha archivado las diligencias informativas abiertas después de que se conociera la proyección de este vídeo que incluía imágenes con responsables del Gobierno central junto a fetos ensangrentados.

Calparsoro considera en este documento que la protección jurídica de los menores es responsabilidad de la Consejería de Educación. "A través de sus diferentes organismos y procedimientos" es la propia Consejería "la que debe velar porque se respeten dichos derechos", se indica en las diligencias informativas.

"Los menores de edad son titulares de derechos y deben respetarse los mismos en los colegios y centros educativos", se apunta.

"El centro escolar puede enseñar y recomendar la doctrina católica sobre el aborto, indicando que a su juicio el embrión ya es un ser humano y que por tanto realizar actos para abortar supone matar a un ser humano. Pero también está sometido a la Constitución y a los Tratados internacionales suscritos por España", se recoge en este documento.

Los "términos ofensivos" hacia el Presidente del Gobierno y otras autoridades públicas que incluía el vídeo "no pueden considerarse adecuados cuando se emiten en un centro educativo a los alumnos pues contienen expresiones de crítica política que van más allá de la legítima enseñanza moral que, como colegio confesional, ofrece ese centro escolar sobre materias de moral y ética personal y social en general y sobre el aborto en particular".

"Debe ampararse el derecho de las menores a recibir una educación objetiva y respetuosa con las autoridades democráticas legítimas y con los derechos de todas personas.

En la educación deben respetarse las legítimas opciones que cuando sean adultos elegirán los alumnos, incluidas las diferentes opciones en el campo político, siempre que sean respetuosas con la legalidad y los derechos humanos".

"Aunque, conforme a su ideario, se enseñe como deseable o moralmente mejor una actitud contraria a la opción del aborto parece claro que no puede enseñarse en un centro escolar a criminalizar a quienes, conforme a la legalidad, intervienen en la decisión y la acción de abortar".

"Las enseñanzas de doctrina religiosa tienen los límites de respetar los derechos de las demás personas que no comparten esa religión o moral".