La "Marcha por la Vida" termina con una fiesta de las familias contra el aborto

  • Madrid, 29 mar (EFE).- La "Marcha por la Vida", secundada por unas doscientas organizaciones, ha concluido a primera hora de esta tarde en la madrileña plaza de Neptuno con una fiesta en la que los manifestantes, principalmente familias, han expresado su oposición a la reforma de la ley del aborto.

La "Marcha por la Vida" termina con una fiesta de las familias contra el aborto

La "Marcha por la Vida" termina con una fiesta de las familias contra el aborto

Madrid, 29 mar (EFE).- La "Marcha por la Vida", secundada por unas doscientas organizaciones, ha concluido a primera hora de esta tarde en la madrileña plaza de Neptuno con una fiesta en la que los manifestantes, principalmente familias, han expresado su oposición a la reforma de la ley del aborto.

La concentración, que según los organizadores ha sido secundada por medio millón de personas -ni la Delegación del Gobierno en Madrid ni la Policía Municipal han ofrecido datos sobre el número de participantes-, ha terminado con la lectura de un manifiesto por parte de la portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, Gador Joya.

La marcha ha partido al mediodía de las cercanías del Ministerio de Igualdad y se ha convertido en una movilización festiva que ocupaba casi la totalidad de la Plaza de Neptuno y uno de los laterales del Paseo del Prado hasta Cibeles, lo que ha obligado a interrumpir el tráfico sólo en esta zona.

Entre los lemas coreados en la marcha, los más repetidos fueron "España se merece otro presidente", "No a la guerra contra inocentes", "El más oprimido, el niño no nacido", "El aborto es un asesinato".

Los participantes, entre los cuales se encontraban algunas religiosas, portaban pancartas con inscripciones como "Aborto = descuartizar bebés", "Vida sí, aborto no", "PP: es tu hora de actuar" o "Diócesis de Alcalá por la vida".

Camisetas rojas con grandes corazones, gorras y pegatinas con la inscripción "Derecho a Vivir" puestas sobre ancianos, adolescentes y jóvenes matrimonios con niños se han convertido en protagonistas de la jornada, en la que también se han visto numerosas huchas en manos de voluntarios recopilando dinero, sobre todo billetes, para ayudar en su objetivo a las organizaciones convocantes.

En la cabecera de la marcha, y tras la pancarta "No existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir", se han situado representantes de las organizaciones convocantes Derecho a Vivir, HazteOir.org, Médicos por la Vida y Grupo Pro-Vida Madrid y el concejal socialista andaluz Joaquín Manuel Montero.

Además, han asistido algunos dirigentes del PP, como los diputados Vicente Martínez Pujalte y Angel Pintado y Jorge Fernández Díez, vicepresidente tercero del Congreso.

Según Jorge Fernández Díaz, el líder del PP, Mariano Rajoy, le ha transmitido personalmente que veía "con buenos ojos y mucha simpatía" esta convocatoria, y aunque ha aceptado las críticas por no derogar la ley del aborto cuando su partido gobernaba, ha precisado que "rectificar es de sabios".

Por su parte, José Manuel Montero, teniente de alcalde de Paradas (Sevilla) por el PSOE, aseguró que precisamente "como persona de izquierda y progresista, vengo a defender la vida", y consideró que el contrasentido es "el de la izquierda que no defiende la vida".

En el manifiesto final, leído por la presidenta de "Derecho a Vivir", Gádor Joya, se rechaza "una nueva ley del aborto que sólo traerá más muertes y más sufrimiento para miles de mujeres", y se exige al Gobierno que las leyes "protejan el derecho a ser madre, amparando la vida en todo momento y circunstancia".

Por el escenario situado en esta plaza también han desfilado el presidente de "HazteOir.org", Ignacio Arsuaga, quien aseguró que el Gobierno "quiere aprobar barra libre de abortos en España", mientras que la psicóloga Paloma de Cendra exigió que se informe a las mujeres de las consecuencias físicas y psicológicas del aborto, porque éste "les marca el resto de sus vidas".

También se ha podido escuchar el testimonio de una madre discapacitada que, junto a su hija prematura -que nació con 600 gramos- ha asegurado que "los hijos son el único tesoro que nos llevaremos a la eternidad".

El presidente de "Médicos por la Vida", Enrique Jaureguizar, dijo que, como profesional de la medicina, se niega "a colaborar con la cultura de la muerte", al considerar que la ley habla "de supuestos derechos y no de vidas humanas".

La presidenta de RedMadre, Esperanza Puente, recordó su traumática experiencia tras abortar, y "el silencio y la soledad" con el que se encuentran las mujeres tras pasar por este trance.

La marcha también quiso recordar a los no nacidos a causa de los abortos con una oración en formato de pequeño concierto de piano y violonchelo interpretados por los hermanos Marta y Pedro Alfaro.