La "píldora del día después" se venderá sin receta médica ni límite de edad

  • Madrid, 11 may (EFE).- La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha anunciado hoy que la "píldora del día después" se venderá en farmacias, sin receta médica y a mujeres sin limitación de edad.

Madrid, 11 may (EFE).- La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha anunciado hoy que la "píldora del día después" se venderá en farmacias, sin receta médica y a mujeres sin limitación de edad.

Jiménez, que ha dicho que la medida será efectiva dentro de tres meses, ha enmarcado la iniciativa dentro de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva que prepara junto con el Ministerio de Igualdad con el objeto de reducir embarazos no deseados y abortos.

La ministra ha insistido en que la píldora del día después es una "fórmula anticonceptiva de emergencia" que no debe utilizarse como método habitual para prevenir embarazos y ha asegurado que en otros países donde se ha implantado la libre dispensación no ha ocurrido este efecto.

Preguntada sobre si el Ministerio tiene previsto establecer algún tipo de control en las farmacias para evitar que las jóvenes abusen de este medicamento, Jiménez ha señalado que no, dado que no hay contraindicaciones clínicas sobre efectos secundarios del fármaco.

No obstante, ha puntualizado que "al ser un fármaco hormonal no se debe hacer un uso abusivo".

Tras conocer el anuncio, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos ha expresado su disposición a trabajar con el Ministerio para "conseguir la mayor efectividad en el ámbito sanitario" y estudiar si "farmacológicamente puede haber problemas" con la venta sin receta de este medicamento.

Para ello, analizará la conveniencia de vender la píldora del día después sin control médico ni límite de edad desde un punto de vista "sanitario; ni político, ni religioso", ha asegurado el presidente de esta organización, Pedro Capilla.

Para el PP, la decisión es un "verdadero despropósito" y supone "un paso atrás" en las buenas prácticas médicas, ha afirmado la portavoz de Sanidad, Ana Pastor, quien ha lamentado que "en un país con un sistema sanitario muy bueno y que intenta velar por la seguridad de todos, se adopten estas decisiones por puro interés político".

Pastor ha criticado el "despropósito que supone que el máximo responsable de la Sanidad decida dar un paso atrás en las buenas prácticas médicas" y ha considerado que la decisión es "prueba del fracaso de las políticas de prevención y educación sexual del Gobierno".

También el portavoz de Sanidad del PNV en el Congreso, Joseba Agirretxea, ha criticado la decisión que considera un "flaco favor" a la sexualidad sana, moderna y adaptada a los tiempos.

Además, ha señalado que el hecho de que se venda sin receta ni control médicos se difunde la percepción de que es "inocua como un preservativo" cuando lo cierto es que tiene efectos secundarios.

La noticia ha sido bien acogida por la Fundación Española de Contracepción, por tratarse de una "vieja reivindicación" de la organización, ha señalado su presidente, Ezequiel Pérez Campos.

Campos ha apuntado que el exceso y la utilización incorrecta de la píldora pueden ser peligrosos, "como sucede con el alcohol", por lo que ha aconsejado que sólo se tome una en un mismo ciclo.

Por contra, la asociación Derecho a Vivir ha afirmado que esta píldora tiene "un efecto abortivo" y que la medida anunciada hoy por el Gobierno supone "establecer el aborto libre por la vía de los hechos consumados", según la portavoz de la organización, la doctora Gádor Joya.

Para Joya, el hecho de que la píldora se venda sin control médico ni restricciones de edad supone "facultar a las niñas para abortar mediante este método sin que los padres lo sepan ni lo autoricen. Es una aberración no sólo humanitaria, sino médica".