La reforma del aborto y la memoria histórica se tratarán en el XXI Congreso de Derecho Penal de Salamanca

SALAMANCA, 1 (EUROPA PRESS) El XXI Congreso Universitario de Alumnos de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca se inauguró hoy en la Hospedería Fonseca con la presencia de autoridades políticas y los primeros conferenciantes de unas jornadas en las que se analizarán durante los próximos días temas de actualidad como la reforma del Código Penal, el dopaje en el deporte, la reforma de la ley del aborto, la memoria histórica y la eficacia de la justicia penal en España. Además de la inauguración y la clausura, durante tres días, hasta el viernes 3 de abril, se celebrarán ocho mesas redondas con la participación de, entre otros, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier A. Zaragoza, que participará mañana, y el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez. En la primera de las mesas, titulada 'La orientación político-criminal de la futura reforma del Código Penal', intervino, junto a varios expertos, el catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Castellón, José Luis González Cussac, que está participando en la actualidad en la redacción de informes para la nueva ley del aborto que pretende aprobar el Gobierno de la nación. González Cussac aseguró que las medidas que pretenden incorporarse a la legislación actual cuentan con la conformidad de cerca de un 65 por ciento de la población española. Aún así, reconoció que la polémica suscitada es "normal" porque son normativas que provocan un debate "inevitable" también en otros países como Estados Unidos. Por este motivo, "tenemos que buscar una línea de máximo consenso", dijo. Según indicó, el aborto es "la última forma de resolver un conflicto gravísimo" y cree que los cambios de legislación que se han propuesto se mostraron a la sociedad desde un planteamiento "incorrecto", porque se trata de dar respuesta a la Ley de Autonomía del Paciente que se aprobó en 2002. González Cussac explicó que esa normativa establece que desde los 16 años se puede dar consentimiento para intervenciones médicas salvo en los supuestos de reproducción asistida, experimentación y aborto. Esta última "no debe ser una excepción", según el catedrático, porque "hay otras intervenciones que son mucho más graves para la salud". Y en el caso de que no se considere así, debería modificarse la Ley de Autonomía del Paciente, añadió. Respecto a cuando se puede aprobar la nueva normativa, aseguró que poner una fecha es "muy complicado" porque son "muchos" los trámites que tiene que superar hasta que sea definitiva. De todas formas, recordó que la intención del Ejecutivo es que se debata en las Cortes Generales en la presente legislatura.