Las feministas piden que la Ley del Aborto amplíe los plazos

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) La Red Estatal de Organizaciones Feministas consideró hoy que a los 16 años las mujeres "ya no son adolescentes, sino jóvenes con capacidad de decisión" y subrayó que si a esa edad la legislación contempla que las mujeres puedan casarse y emanciparse y mantener relaciones sexuales consentidas desde los 13 años, "también debería reconocérseles el derecho a interrumpir su embarazo si creen que no son capaces de afrontarlo". En esta línea, durante la presentación de la campaña ¡A favor! que tuvo lugar hoy en Madrid, representantes de las 21 organizaciones convocantes exigieron al Gobierno "que tome la iniciativa en la regulación efectiva del aborto para que España deje de estar en la cola de Europa". En este sentido, la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, subrayó la "urgencia" de una nueva legislación que permita que sean las mujeres, y no el médico, quienes tengan la última palabra sobre el embarazo". Asimismo, las ponentes reclamaron al PP "que deje de arremeter sistemáticamente contra la igualdad y los derechos de las mujeres" y, ante la reciente amenaza de la oposición de llevar la reforma al Constitucional y la última campaña impulsada por la Iglesia Católica, advirtieron que ellas "también saldrán a la calle para reclamar el poder sobre el propio cuerpo y sobre la maternidad". "El PP mantiene una actitud esquizofrénica y contradictoria", señaló la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo. En este sentido, afirmó que este grupo parlamentario "se sustenta en el voto, motivo por el que no quiere ligar su imagen a las de las facciones más radicales". Según, la feminista ésta es la razón por la que sus representantes no estarán presentes en la manifestación 'Por el derecho a Vivir' que recorrerá la capital el próximo domingo. "El PP tiene que adoptar una actitud responsable y darse cuenta de que no es un capricho de la mujer, sino una opción de vida". "LA CAMPAÑA DE LA IGLESIA ASUSTA AL PUEBLO""La jerarquía eclesiástica española ejerce una función política, estratégica y fundamentalista", declaró Pérez del Campo. Así, la presidenta explicó que la Iglesia "no está cumpliendo con su papel eclesiástico" y denunció que "las acciones anti-abortistas como la del lince ibérico sólo consiguen asustar al pueblo, atemorizarlo y amañar su pensamiento". "Si la Iglesia no hace campañas contra el hambre o contra la guerra, no sé por qué lo hace con algo tan personal", denunció. "Si existe riesgo sobre la salud de la madre, defendemos la interrupción sin plazos", afirmó la portavoz de la red, Ángeles Álvarez, quien añadió que la barrera de las 22 semanas "también se queda corta en el caso de la existencia de malformaciones en el feto que no son detectables antes". Finalmente, destacó la necesidad de que se establezca una educación sexual y reproductiva a partir de los once años "que no se quede en lo biológico".