Los obispos de Bilbao sitúan el aborto en la "cultura de la muerte" occidental

  • Bilbao, 24 mar (EFE).- Los obispos de Bilbao, Ricardo Blázquez y el auxiliar Mario Iceta, han hecho público hoy un mensaje en el que sitúan el aborto dentro de la "cultura de la muerte", junto al terrorismo, la guerra, la esclavitud o la violencia machista, que se ha desarrollado en la "civilización occidental".

Los obispos piden que se proteja la vida del neonato y se ayude a las madres

Los obispos piden que se proteja la vida del neonato y se ayude a las madres

Bilbao, 24 mar (EFE).- Los obispos de Bilbao, Ricardo Blázquez y el auxiliar Mario Iceta, han hecho público hoy un mensaje en el que sitúan el aborto dentro de la "cultura de la muerte", junto al terrorismo, la guerra, la esclavitud o la violencia machista, que se ha desarrollado en la "civilización occidental".

"En esta cultura de la muerte, hemos de señalar el aborto como uno de los aspectos que hiere de modo singular la dignidad de la persona y degrada a la sociedad que lo practica o que lo tolera", dicen los prelados en un mensaje elaborado con motivo de la dedicación del año 2009 a la "Oración por la vida".

Blázquez e Iceta sostienen que el "grado de humanización y grandeza" de una sociedad se mide por la capacidad de "acoger y cuidar" a todo ser humano, con independencia de su "estadio vital de desarrollo", y que la "tutela de la vida" es precisamente una de las "tareas principales" de las instituciones y poderes del Estado.

Para los obispos de Bilbao, con el aborto "la lógica del poder, el dominio y el interés, que se encuentra siempre en la base de todas las agresiones más brutales a la dignidad humana", se impone a la "lógica del don y la gratuidad" que, a su juicio, debe suponer un embarazo.

Los prelados afirman que el aborto es "gravemente inmoral" por constituir "la eliminación deliberada de un ser humano débil e inocente", aunque se realice "con el soporte de la ley".

"El aborto nunca es la solución ni se puede considerar un derecho" y "también constituye un mal para la mujer gestante", aseguran.

Blázquez e Iceta concluyen por ello que "la anunciada reforma de la ley con respecto a la práctica del aborto consiste principalmente en la ampliación de la facultad de abortar" y "lejos de suponer un progreso, es un retroceso en humanidad y civilización".