Nuevo complemento de folato para embarazadas

Etiquetas

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Merck Consumer Health Care ha lanzado 'Femibion', un complemento que contiene el folato activo 'Metafolin', indicado para las mujeres embarazadas que no metabolizan bien el ácido fólico, y protege así frente a los defectos del tubo neural en el feto, según señalaron responsables de la compañía en la presentación.

El ácido fólico es una provitamina que, una vez en el organismo y por la acción de la enzima denominada MTHFR, se transforma finalmente en 5-Metiltetrahidrofolato ('Metafolin') folato activo. Según explicaron los expertos, en realidad, esa sería la situación ideal, porque diversos estudios clínicos indican que más de la mitad de las mujeres presenta una mutación en el gen que codifica la enzima MTHFR, que se refleja en una reducción de la actividad del ácido fólico de hasta un 70 por ciento.

Los especialistas aclararon que esa mutación significa que la transformación del ácido fólico al folato activo (5-Metiltrahidrofolato) en esas mujeres es deficiente y que, en esa situación, la embarazada estaría desprotegida frente a los defectos del tubo neural en el feto, incluso tomando complementos de ácido fólico.

El motivo de que la ingesta de folatos durante la fase de planificación del embarazo se debe a que son imprescindibles para la formación de nuevas células y especialmente imprescindibles para el desarrollo del embrión, por lo que su carencia puede conllevar alteraciones en la síntesis y división celular y dan lugar a defectos del tubo neural u otros problemas congénitos del feto.

El profesor de Ginecología y Obstetricia de la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Ángel Herraiz, señaló que "la mutación de dicho gen podría provocar dos hechos fisiopatológicos fundamentales, la disminución de la metionina y el aumento de la homocisteina que, como se sabe, está relacionada con defectos en el desarrollo embrionario (defectos del tubo neural, labio leporino, paladar hendido, malformaciones cardiacas y abortos), e importantes repercusiones sobre el curso del embarazo (crecimientos intrauterinos restringidos, desprendimientos de la placenta normalmente inserta, parto pretérmino, preeclampsia y muerte intraútero)".

PREVENCIÓN ANTES DE LA CONCEPCIÓN

Como indica un estudio de la directora del Centro de Investigación sobre Anomalías Congénitas del Instituto de Salud Carlos III, María Luisa Martínez-Frías, si bien un 71,1 por ciento de embarazadas toma folatos durante la gestación, tan solo un 17,4 por ciento de las mujeres empieza a tomar folatos en el periodo de planificación del embarazo.

Ante esa situación de riesgo, el doctor Herraiz insiste en la necesidad de la prevención. "El organismo no puede producir folatos por lo que debe ser incorporado con la dieta, fundamentalmente con las frutas y verduras, cereales, frutos secos, legumbres, levaduras, hígado entre otros", indicó.

Para una reducción óptima del riesgo de deficiencias en el cierre del tubo neuronal del futuro bebé, los expertos señalaron que son necesarios unos niveles de folatos en eritrocitos superiores a 906 nanomoles por litro en el momento de dicho cierre, lo que ocurre entre los días 22 y 28 después de la concepción. Con objeto de conseguir dichos niveles, se requiere iniciar la toma de folatos entre uno y tres meses antes de la concepción.