Pleno.-El Principado defiende su actuación en el caso del urogallo muerto 'Mansín', mientras que el PP habla de dejadez

OVIEDO, 12 (EUROPA PRESS) El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, defendió hoy en la Junta General del Principado de Asturias, la política que lleva su departamento en la protección y defensa de la especie en peligro de extinción del urogallo del cantábrico. Respondía así a una serie de preguntas del diputado del PP, Marcial González, que habló de "dejadez" e "incompetencia" por parte del Principado en el caso del urogallo muerto en el mes de julio en el concejo de Caso, apodado 'Mansín'. El urogallo 'Mansín' comenzó a dejarse ver este año en su época de celo por el pueblo de Tarna, en el concejo de Caso, paseado por las calles de la localidad. El animal se convirtió en objetivo de atracción y de fotografías de vecinos y curiosos. A comienzos de julio fue hallado muerto, presumiblemente por el ataque de un perro. Buendía dijo que las causas de su muerte están detalladas en un informe de cuatro folios, que establece que 'Mansín' murió por una insuficiencia respiratoria tras la mordedura de algún mamífero cánido. El consejero recordó que el urogallo presentaba un "transtorno de comportamiento" y que desde el año 2006 se le había visto en pueblos de Caso y en localidades de León. En esas ocasiones fue capturado y trasladado a un hábitat diferente, pero siempre decidía volver a los pueblos. En todo caso, Buendía, señaló que la buena actuación del Principado, en cooperación con otras comunidades autónomas como Castilla y León, permitió que 'Mansín' pudiese destinar dos periodos de celo a reproducirse. "La consejería actuó correctamente", insistió el responsable regional, señalando que el Gobierno recurrió a los mejores expertos. Sin embargo, las explicaciones de Buendía no convencieron a Marcial González. Recomendó al Consejero que realice "experimentos" con ratones o gorriones, que no son expecies en peligro de extinción. "A usted se le ha muerto otro urogallo", le dijo a Buendía. A juicio del PP, la situación del urogallo cantábrico es "grave" y el destino de 'Mansín' fue la "crónica de una muerte anunciada". Según Marcial González, un urogallo no puede andar por los pueblos "expuestos a múltiples peligros" en cada rincón. "A no ser que su pretensión fuese empadronarlo y así mantener el censo en Asturias; pero no le iba a votar a usted, porque los urogallos tienen ya pánico a esta Administración", ironizó Marcial González dirigiéndose a Buendía. El diputado del PP terminó diciendo que en el caso de la muerte de 'Mansín' existen muchas "dudas" y "silencios", pero que en todo caso, evidencia el "fracaso rotundo" de las políticas del Principado de Asturias. Recordó que en el año 2004 se murió en Somiedo otro urogallo de nombre 'Picotero'. "Ya está bien de mortalidades accidentales", concluyó, llegando incluso a pedir dimisiones en el departamento de Buendía por el asunto de la muerte de 'Mansín'.