PSOE extremeño recuerda que durante los años de gobierno del PP en España no hubo ninguna campaña de la Iglesia

MÉRIDA, 23 (EUROPA PRESS) La portavoz del PSOE extremeño, María Ascensión Murillo, calificó hoy como "bastante desafortunada" la campaña de la Iglesia católica en contra del aborto en la que aparecen un niño y un lince, y recordó que durante los años de gobierno del PP en España no hubo "ni una" campaña de la Conferencia Episcopal para criticar la práctica abortista. En rueda de prensa hoy en Mérida tras la reunión de la Comisión Política Permanente del PSOE de Extremadura, Murillo reclamó así "un poco de racionalidad" y que se hable "con rigor" sobre la reforma de la ley del aborto, y rechazó las manifestaciones "fuera de lugar" que a su juicio se están produciendo respecto a dicho tema. "Llamar práctica horrenda a que se salve la vida de un niño de siete años, estar diciendo que no se debe usar preservativo, utilizar una criatura de un año y pico para decir que se asesinan niños, parecen una auténtica barbaridad", declaró. Según dijo, existe "una campaña un poco tramposa" porque "nunca" se ha debatido sobre este tema pese a que el PP gobernó durante ocho años en España y "parece que la Iglesia ha entrado en campaña con el PP". Asimismo, tras recordar que la actual ley del aborto data de 1985 y apuntar que, por tanto, lo que se debate en la actualidad no es la existencia o no de dicha práctica sino si las mujeres que abortan y los profesionales que lo hacen "van o no a la cárcel", Murillo resaltó que el Gobierno central aún no se ha pronunciado sobre el documento al respecto elaborado por un comité de expertos y por la subcomisión creada para tal efecto en el Congreso. Así, apuntó que, una vez que se realicen aportaciones al citado documento y concluya por tanto el periodo de "diálogo y consenso" abierto, en su anteproyecto de ley el Ejecutivo nacional tratará de adecuar la práctica del aborto al marco europeo y dotar de seguridad jurídica a las mujeres y profesionales que lo practican. Además, señaló que en la reforma se estudiará la existencia de un registro de objetores; así como la inclusión de unas "correctas pautas" de educación emotiva y sexual "para prevenir embarazos no deseados" entre los más jóvenes. "Se está dando por hecho que el Gobierno ha tomado ya una serie de posturas o tiene ya un documento, pero no existe el documento", aclaró Murillo. DEFENSA DE LA VIDA Por otra parte, calificó como "bastante desafortunada" la campaña de la Iglesia católica en contra del aborto en tanto que "no se puede colocar en un cartel a un niño de un año y pico y decir poco menos que nosotros (los socialistas) estamos asesinando a niños". Pidió así que "se hable con rigor" ya que según dijo el PSOE "protege la vida", a través de cuestiones como la utilización de técnicas genéticas con el cordón umbilical o del condón para prevenir el Sida. Igualmente, consideró "curioso" que, pese a que la actual ley del aborto data de 1985, "durante ocho años de gobierno 'popular' no hubiese "ni una campaña" de la Iglesia en contra del aborto, así como que "no haya habido ninguna cofradía en el país que portara ningún lazo de ningún color" ni "ninguna reivindicación política que se llevara a una manifestación religiosa como la Semana Santa". En este sentido, indicó que la posibilidad de que se porten lazos durante la Semana Santa en protesta por el aborto "va a llevar a un conflicto a muchos creyentes que portan los pasos, que procesionan en Semana Santa, y que ven cómo se está mezclando una cuestión que es una decisión política". "Los políticos no estamos para legislar sobre creencias, sino que legislamos sobre derechos, para proteger los derechos de las personas", sentenció Murillo, quien recalcó que su partido "dice sí a la vida" pero al mismo tiempo "asegurar la protección jurídica también a las mujeres que viven dramas (por el aborto) y a los profesionales que tendrían que interrumpir el embarazo".